La Clave | Alfonso Penela Fernández

Arquitecto

“Tenemos un campus consolidado y con mucha calidad arquitectónica”

La Universidad de Vigo está ubicada en el monte As Lagoas, a 14 kilómetros de Vigo. Es un campus situado en un paisaje espectacular, donde se pueden ver los caballos salvajes en libertad a pocos metros de los edificios, que también es notable por la calidad de su arquitectura. Alfonso Penela Fernández es un arquitecto que se apasiona cuando hablamos del campus de As Lagoas. No en vano él ha proyectado allí siete edificios, ha sido jurado de varios de los concursos de arquitectura y ha tenido un papel importante en la aparición en escena de dos arquitectos no gallegos que han tenido una gran importancia en la evolución del campus: Enric Miralles y Paulo Mendes da Rocha.

Pablo Otaola Ubieta (coordinador del monográfico)

¿Cómo nace la Universidad de Vigo?

Al principio, solo existían las Escuelas de Peritos y de Comercio. En 1977, se inaugura el Centro de Negocios de la Caja de Ahorros Municipal de Vigo, hoy Abanca, que pasa a depender de la Universidad de Santiago, cuando esta crea una delegación en Vigo, el CUVI. Así hasta que en 1990 la Universidad de Vigo se independiza de la de Santiago. A partir de ese momento, la Universidad va creciendo gracias a la ilusión y entrega del profesorado que, con muy pocos medios materiales, crea una auténtica universidad. 

¿Cómo se eligió la ubicación del campus en As Lagoas, a 14 kilómetros de Vigo?

Todo empieza con una primera casualidad: la Caja de Ahorros Municipal quería construir un Centro de Negocios y donde encontró una parcela suficientemente grande y barata fue en As Lagoas-Marcosende. Luego encargó el proyecto a Desiderio Pernas, que era un buen arquitecto, de influencia americana, pues había estado en el MIT y conocido a Mies Van der Rohe, e hizo un buen proyecto, el aún denominado CUVI.

¿Por qué continúa el campus en As Lagoas y cómo se desarrolla?

Como he dicho, el Centro de Negocios se inauguró en 1977 y con el nombre de Colegio Universitario de Vigo, CUVI. Hoy es la Facultad de Filología y Traducción. El siguiente edificio que aparece en el monte fue una donación de la condesa de Fenosa para la Escuela de Ingenieros Industriales (ella ya había hecho otra donación para la Escuela de Arquitectura de A Coruña). Luego llegaron la Escuelas de Minas y Telecomunicaciones.

Los edificios se van construyendo en el campus sin criterio de ordenación, porque el campus inicial no tiene vocación real de campus. Fue como si se fueran construyendo chalets independientes, cada uno con su cierre perimetral, su pozo y su fosa séptica. Los concursos para los edificios los gestionó inicialmente la Xunta, pero eran concursos para edificios sin conexión entre ellos, “esperdigados” como decimos en Galicia.

Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. Arquitecto: Alfonso Penela. Foto: Manuel G. Vicente.

¿Cómo y cuándo empieza su relación con el campus de As Lagoas?

En el año 1991, gano el concurso para el proyecto de la Facultad de Económicas, que se construiría en varias fases. Ahí empiezo a conocer la realidad del campus y a interesarme por él. En 1996, la Universidad convoca el concurso para elaborar un plan especial que ordenara el campus y, de alguna forma, creara un verdadero campus. Dicho concurso lo ganamos Gabriel Santos Zas y yo.

El Plan Especial pretendía ser determinante para el campus porque definía las reglas de juego y, en concreto, las estrategias de tráfico, de crecimiento y el centro del campus. Aparecía una primera idea del ágora o centro, con las piezas más representativas, y que fue después la base para el proyecto de Enric Miralles, pero que finalmente no se terminó y se alteró.

¿Cómo apareció Enric Miralles en Vigo?

En 1998 se produce otra casualidad: el director de la Caja de Ahorros, Julio Fernández Gayoso, dice en una entrevista al periódico, recién elegido el nuevo equipo rectoral, que “se pone a la total disposición de la Universidad” y entonces yo le sugerí al vicerrector que solo le pidiera financiación para un proyecto y que se contratara a Enric Miralles, que en aquel momento era uno de los arquitectos españoles con mayor proyección.

¿Cómo se gestiona el campus de As Lagoas?

El vicerrector, Jose M.ª da Rocha, a partir de la implicación de la caja de ahorros y de la aparición del proyecto de Enric, propone la creación de una sociedad anónima, llamada Ciudad Universitaria S.A., para el desarrollo del campus. Una sociedad que debía ser autofinanciada y en la que participaban, además de la Universidad, la Caja de Ahorros, el Consorcio de la Zona Franca, el Ayuntamiento y alguna institución más. Esta sociedad sigue existiendo en la actualidad. Una de sus fuentes de financiación es el alquiler de locales en el campus.

La primera y decisiva tarea que se realizó fue desarrollar el ágora, según el proyecto de Enric Miralles. En este lugar, un espacio a la cota 460 metros, se situarían luego los distintos elementos más significativos de todo el centro: rectorado, el aulario, el banco, la librería, el restaurante, etc, que le dieron vida al ágora del campus. Además, la construcción de la circunvalación, permitió sacar el tráfico del interior del campus e hizo que los caballos salvajes volvieran.

El Plan Especial pretendía ser determinante porque definía las estrategias de tráfico y de crecimiento y el centro del campus

Biblioteca Central de la Universidad de Vigo. Arquitectos: Alberto Noguerol + Pilar Díez. Foto: Manuel G. Vicente.

¿Cuáles fueron las principales aportaciones del trabajo inicial realizado por Enric Miralles?

Como se comentó en la anterior pregunta, la principal tarea de Enric fue el desarrollo del espacio del ágora y los edificios que lo conforman. Un momento muy duro fue en el año 2000, cuando murió Enric Miralles. Nos preguntábamos: “¿Quién va a seguir con el proyecto en su estudio de Barcelona?”. Finalmente, para mí, el proyecto no termina del todo bien. 

¿Cómo se ha logrado esa importante calidad arquitectónica general en As Lagoas?

Han sido muy importantes los concursos de arquitectura para el diseño de los edificios y en muchos de los cuales he tenido la suerte de participar de alguna forma, bien como jurado o como concursante.

Edificio Miralles. Arquitecto: Enric Miralles.
Centro de Investigación Tecnolóxico de Vigo. Arquitecto: Alfonso Penela.
Edificio Ernestina Otero. Arquitecto: Enric Miralles.
Módulo Tecnológico Industria. Arquitecto: Alfonso Penela.

Tenemos un campus consolidado y con mucha calidad arquitectónica. Debemos apostar por él y completarlo

En la historia del campus de As Lagoas hay un arquitecto brasileño, ganador del Premio Pritzker, Paulo Mendes da Rocha. ¿Cómo aparece en Vigo?

Había que hacer el proyecto de un edificio junto a la Escuela de Industriales, una zona de no gran interés. Yo propuse a Paulo Mendes da Rocha, que todavía no había ganado el Pritzker, pero que era un arquitecto que apreciaba y valoraba, y logré que la Universidad le encargara el edificio en esa zona. 

Cuando vino Paulo a Vigo, en la primera reunión dijo que no se trataba de construir un nuevo edificio, sino de resolver la relación entre los distintos edificios y establecer las reglas para los futuros crecimientos. Trajo una maqueta muy sencilla donde planteaba unas vías elevadas para conectar todo el campus y sus futuros desarrollos.

Mendes da Rocha convence a la Universidad con su idea y esta le encarga el proyecto básico de las vías elevadas. Una vez redactado, el proyecto se queda en un cajón hasta que Mendes da Rocha gana el Premio Pritzker en 2006 y, entonces, yo me voy con el rector a Estambul, para la entrega del premio y la Universidad le encarga el proyecto ejecutivo de las vías elevadas. Luego llega la crisis y se vuelve a guardar el proyecto en un cajón. Y el proyecto de campus entra en un periodo de recesión. 

¿Campus periférico versus campus urbano? ¿Es sostenible un campus a 14 km de Vigo? 

Yo preferiría un campus urbano, pero ya tenemos un campus consolidado y con mucha calidad arquitectónica, por lo que creo que debemos apostar por él y completarlo. Hoy, hay profesores que viven en el entorno del campus. Lo que habría que hacer es completarlo y crear una pequeña ciudad que surge a partir del campus, donde vivieran profesores y alumnos, y que tuviera cualidad para que fuera atractiva y ayudara a atraer la suficiente masa crítica. 

Facultad de Ciencias Jurídicas y del Trabajo. Arquitecto: Alfonso Penela.
Centro de Investigación Biomédica. Arquitecto: Alfonso Penela.