©Santi Burgos

Coyuntura

Rail Baltica

La conexión de los estados bálticos con la red ferroviaria europea

Rail Baltica es un proyecto ferroviario supra nacional que conecta los tres países bálticos, Estonia, Letonia y Lituania, con Polonia y con el resto de Europa. Consiste en una doble vía de ancho estándar (1.435 mm), electrificada y con un sistema de señalización ERTMS nivel 2, para tráfico mixto de pasajeros y mercancías y una velocidad máxima de 249 km/h. Se trata de un proyecto greenfield, de nueva implantación, que en total suma 870 km y supone una inversión de 5,8 mil millones de euros. La puesta en servicio está prevista para el 2026, uniendo naciones, personas y lugares.

Enrique Rico Izquierdo

IDOM Rail Baltica.

Project Manager.

Jorge Bernabéu Larena

Profesor titular, Universidad Politécnica de Madrid. IDOM Rail Baltica.

Design Lead.

Rail Baltica es un proyecto ferroviario supranacional que conecta los tres países bálticos –Estonia, Letonia y Lituania– con Polonia e, indirectamente con Finlandia, y todas ellas con el resto de Europa. Consiste en una doble vía de ancho estándar (1.435 mm), electrificada y con un sistema de señalización ERTMS nivel 2 para tráfico mixto de pasajeros y mercancías y una velocidad máxima de 249 km/h. Se trata de un proyecto greenfield, de nueva implantación, que en total sumará 870 km y supondrá una inversión aproximada de 5,8 mil millones de euros para completar el total de la infraestructura y de sus fases. El proyecto conecta ciudades como Helsinki, Tallin, Pärnu, Riga, Panevežys, Kaunas, Vilna y Varsovia. Forma parte del Corredor por el Mar del Norte y de los países bálticos, dentro de la Red Transeuropea de Transporte (TENT), y es uno de los proyectos prioritarios de la Unión Europea, con unos objetivos comunes para proveer intermodalidad y multimodalidad, con una infraestructura sostenible y muy cuidada en sus implicaciones ambientales, reduciendo el ruido y las vibraciones, y minimizando la huella de carbono en construcción y en servicio. Su lema “Linking nations, people, places” (uniendo naciones, personas y lugares) se sintetiza en un logotipo sencillo y eficaz, que esquematiza con tres puntos de colores unidos por una línea un proyecto de una gran envergadura y complejidad que pone en juego numerosas disciplinas, tecnologías de diseño e implicaciones sociales y políticas.

La participación de IDOM como ingeniería de diseño en 393 km supone el reto de trasladar la idea al territorio, convertir la línea en trazado y concretar el logo en un proyecto real. El equipo de IDOM está desarrollando seis de los contratos, dos en cada uno de tres países bálticos, que incluyen el desarrollo de la ingeniería de valor, la fase de información y consultas públicas, el proyecto básico o master design, el diseño de detalle y la supervisión del diseño durante la construcción, para la infraestructura ferroviaria, superestructura y obras civiles relacionadas. De norte a sur, los tramos en proyecto son:

  • Tallinn a Rapla (Estonia): 48 km

  • Rapla a Pärnu (Estonia): 71 km

  • Línea principal a través de Riga (Letonia): 56 km

  • Misa a Frontera letona/lituana (Letonia): 48 km

  • Frontera lituana/letona a Ramygala (Lituania): 91 km

  • Ramygala a Kaunas (Lituania): 79 km

Fuente: https://info.railbaltica.org/

Liderado por el equipo de Ferrocarriles de IDOM, trabaja en estos proyectos un equipo técnico multidisciplinar de más de 450 personas. El alcance abarca los capítulos de superestructura ferroviaria (vía) y obra civil asociada a esta (estructuras, obras de tierra, drenaje, reposición de carreteras, cerramiento, etc.) a nivel de diseño básico y detallado. Los sistemas ferroviarios (electrificación, señalización y comunicaciones) se contemplan a nivel conceptual, así como los andenes de las estaciones. La línea incorpora todos los requisitos de las ETI (Especificaciones Técnicas de Interoperabilidad) y la evaluación y valoración de riesgos según el Método Común de Seguridad. El hecho de trabajar en diferentes tramos dentro de los tres países nos permite una total coordinación y la generación de múltiples sinergias desde el punto de vista del diseño. 

Asimismo, resulta crucial para el buen desarrollo del proyecto una completa y coordinada gestión de los agentes intervinientes. En los casos relativos a los entornos más urbanos, como el tramo que incluye los accesos a la ciudad de Riga (Letonia), el corredor de entrada en Tallin (Estonia) o la llegada a Kaunas (Lituania), se ven involucrados un mayor número de agentes: por ejemplo, en los casos de Kaunas y Riga, la proximidad a los aeropuertos; en lo que se refiere a Tallin, el acceso al puerto de carga de Muuga; y, en los tres casos, la interacción con los ferrocarriles locales de ancho 1.520 mm, las administraciones estatales y locales de carreteras y otros agentes locales. 

Entre las 179 estructuras a proyectar, destaca el puente sobre el río Neris, de 1,7 km de longitud, que se convertirá en el puente ferroviario más largo de los países bálticos y es uno de los elementos simbólicos del conjunto de la actuación. Su característica más relevante es el vano central de 150 m, diseñado para salvar el cauce del río Neris y la zona de Red Natura asociada.

Un proyecto con especial atención ambiental en la implantación y diseño de pasos de fauna, ecoductos y pasos de anfibios

Dentro del proceso de diseño, la etapa de ingeniería de valor ha sido un reto especialmente interesante. El punto de partida en todos los casos era el proyecto preliminar realizado en cada uno de los países de forma independiente hace unos años. El cliente, RB Rail AS (Joint Venture Rail Baltica en los países bálticos), realizó un trabajo previo de análisis del trazado preliminar, con una serie de sugerencias para uniformizar criterios y con la idea de llevar a cabo un plan de operaciones conjunto. El proceso de ingeniería de valor ha consistido en el diseño de dichas alternativas, más otras sugeridas por el consultor y su comparación con el trazado preliminar mediante un análisis multicriterio. La amplitud del corredor donde implementar las nuevas alternativas ha sido variable, ya que, dependiendo del país, había una franja ya expropiada dentro de la cual encajar las alternativas con el estudio de impacto ambiental realizado, a un corredor más amplio con el estudio de impacto ambiental siendo desarrollado por el consultor, y con el proceso de expropiación realizándose en paralelo. 

Los resultados del proceso de ingeniería de valor se han reflejado en una alternativa seleccionada, que ha sido presentada en las municipalidades por las que discurre el trazado y ha contado con la aprobación y el consenso de las partes interesadas. 

Una vez finalizada la etapa de ingeniería de valor, se ha procedido a desarrollar el proyecto básico o master design, que define los proyectos a un nivel de detalle suficiente para obtener el permiso de obra y ser licitados para la construcción, aunque en Letonia esta figura no existe en la actualidad y se precisa del proyecto de detalle para tales fines. En Estonia y Lituania, tras el master design y la licitación de las obras, se preparará la ingeniería de detalle para que el constructor disponga de ella al inicio de las obras. 

Los proyectos se están desarrollando íntegramente en entorno BIM, con un marco estratégico que piensa no solo en la construcción de la infraestructura, sino también en todo el ciclo de la misma. Dado que RB Rail será el operador de la infraestructura, ha estado interesado desde el inicio en aplicar un enfoque que optimice y utilice eficazmente todos los productos y datos creados en las distintas fases (diseño, construcción y explotación). El objetivo final del proyecto no es solo que el futuro contratista sea capaz de realizar todos los trabajos para entregar la infraestructura ferroviaria, sino también producir entregables en un formato OpenBIM con todos los datos necesarios (no solo la información volumétrica o centrada en el proyecto, sino también la información de los activos como metadatos) para utilizar los modelos digitales como fuente para los modelos de información de activos que se utilizarán en la etapa de operación. Es reseñable que el proyecto Rail Baltica es uno de los más exigentes –en términos de BIM– que se han promovido, y pretende ser un caso de estudio para que la Unión Europea demuestre no solo las ventajas del uso de BIM en proyectos públicos, sino también la forma en que la correcta implementación de BIM consigue una reducción de costes a lo largo del ciclo de vida del proyecto. 

La puesta en servicio está prevista para el 2026, uniendo naciones, personas y lugares.

©Santi Burgos