La Clave | Artículos de opinión

Sostenibilidad y adaptabilidad en el diseño de estadios

Knut Stockhusen

Ingeniero estructural. Socio y CEO de Schlaich Bergermann Partner 

Enrique Goberna Pérez

Ingeniero estructural. Director de Schlaich Bergermann Partner, España 

Los estadios, los palacios de deportes y las arenas sirven para albergar no solo eventos deportivos, sino espectáculos lúdicos y culturales que forman parte de nuestra cotidianidad en tanto que acaparan gran parte de la oferta para el entretenimiento del público en general. Desde nuestro papel de ingenieros podemos colaborar en que tales recintos sean diseñados de una manera sostenible y adaptable a las diferentes necesidades de los operadores. El presente artículo entra en estos aspectos describiendo algunos ejemplos recientes en los que schlaich bergermann partner se ha visto directamente involucrado.

Palabras clave Estadios, recintos, estructuras ligeras, flexibilidad, adaptabilidad, estructuras de gran luz, sostenibilidad, estructuras adaptables.

Stadiums, sports centers and arenas are used to host not only sporting events, but also recreational and cultural shows that are part of our daily lives, as they represent a major part of the entertainment offer for the general public. As engineers, we can help to ensure that such venues are designed in a sustainable manner and are adaptable to the different needs of the operators. The present article will go into these aspects by describing some recent examples in which sbp, schlaich bergermann partner has been directly involved.

Keywords Stadium, venue, lightweight structures, flexibility, large span structures, sustainability, adaptative structures.

Cubiertas adaptativas. Arena de Verona, Italia. © sbp / gmp
La gente siempre ha anhelado y seguirá anhelando entretenimiento y distracción frente a los retos y rutinas diarias. Los eventos deportivos, los acontecimientos culturales, los conciertos y los espectáculos seguirán siendo un ingrediente fundamental para el bienestar de las personas, también, o especialmente, en un mundo que, esperemos, sea pronto pospandémico. A la luz de nuestras futuras generaciones, debe establecerse un cambio global de paradigmas, especialmente en el mundo de la construcción, como uno de los principales contribuyentes a la producción global de CO2. Los proyectos de estadios y recintos para espectáculos se prestan perfectamente a este reto, ya que la mejora de los recintos existentes y todo edificio de nueva proyección puede y debe hacerse más sostenible aplicando tres sencillos principios básicos:

  1. Maximización de la flexibilidad de uso.
  2. Diseño estructural sostenible optimizado con el mínimo consumo de recursos naturales.
  3. Una vida útil más larga.
Para conseguirlo, hay que tratar de conseguir un diseño inteligente y holístico en el que todas las disciplinas han de ir de la mano. Ejemplos recientes destacados en España son la cubierta del Wanda Metropolitano (1) en Madrid (Fig. 1), o la cubierta del Nuevo Mestalla (2) en Valencia.
Fig. 1. Estadio Wanda Metropolitano, Madrid. © Luis Asín

Diseños sostenibles y flexibles

Un diseño estructural sostenible se consigue cuando se minimiza el material necesario para materializar la estructura portante de un edificio. Una estructura se considera ligera cuando la relación entre el peso propio de la estructura y las cargas que actúan sobre ella es mínima. Los ingenieros no solo deben construir estructuras para que sean lo más ligeras posible, sino que también deben idear procesos de diseño para desarrollar sistemas estructurales eficientes que tengan inherentemente el potencial de ser más ligeros. Esto se consigue mediante sistemas en los que la geometría de la estructura y la composición de los elementos se eligen de forma que las cargas se soporten principalmente mediante una combinación de tracción y compresión puras. El concepto de evitar la flexión es clave para el éxito del diseño de una estructura ligera. Además de que las estructuras ligeras necesitan menos material, sus componentes más ligeros pueden desmontarse y reciclarse más fácilmente que en las estructuras más pesadas. En consecuencia, las estructuras ligeras contribuyen doblemente a lo largo de su ciclo de vida, gracias a un enfoque de diseño medioambientalmente responsable.

Por otro lado, un diseño estructural flexible o adaptativo es aquel que ofrece la posibilidad de cubrir ciertas necesidades que el operador del recinto puede tener en cada momento. Una necesidad típica es la de poder cubrir el terreno de juego bajo ciertas circunstancias. Algunas de estas infraestructuras tienen un gran uso en determinadas épocas del año en las que se juega el torneo o el campeonato. Sin embargo, pueden quedar en desuso durante ciertos periodos de tiempo más o menos largos. Es aquí cuando surge la necesidad de diseñar estructuras con carácter más temporal o efímero, ejemplos extremos de adaptabilidad según las necesidades, en los que el reto está en hacer que el diseño estructural y arquitectónico sea a su vez sostenible. El ejemplo del que vamos hablar ahora da buena cuenta de ambos aspectos.

Ejemplo de diseño sostenible. Estadio desmontable en Catar

La flexibilidad es la capacidad de adaptarse a condiciones cambiantes. Un ejemplo innovador de esta adaptación, mediante la implementación de innumerables modos de reconfiguración dentro de un conjunto de componentes y módulos de construcción, es el principio del Estadio Desmontable, desarrollado y realizado por primera en Catar (3).

Este estadio se está construyendo actualmente para la Copa Mundial de la FIFA 2022 y será el primer estadio de este tipo totalmente desmontable, transportable y reutilizable. Actualmente se encuentra en la orilla oriental de la bahía de Doha. La construcción modular tiene ya un largo historial, pero nunca antes se había logrado desarrollar y entregar un esquema completo para una sede tan compleja bajo los requisitos de un estadio de la Copa Mundial de la FIFA.

Fuente: © schlaich bergermann partner, Knut Stockhusen

La base del innovador concepto de sbp para un recinto desmontable consiste en crear un entramado altamente repetitivo de pórticos estructurales, componentes, losas y módulos idénticos, además de todos contenedores equipados con todas las funciones necesarias para operar un estadio. El recinto está diseñado para ser desmontado fácilmente después del evento y reinstalarse por completo en otro lugar o reutilizarse otros tantos recintos más pequeños en otros lugares. 

La estructura consiste en una serie de pórticos de acero que se asemejan a la apariencia de un almacén de gran altura, separados en diferentes bloques que, por ejemplo, incluyen las gradas, los forjados y las instalaciones. Todos los elementos se colocan en contenedores de transporte modificados y certificados. Todos los elementos individuales pueden volver a desmontarse y transportarse dentro de los contenedores de transporte homologados hasta el siguiente destino. Este principio especial da como resultado un equilibrio optimizado del ciclo de vida de la estructura. Este sistema modular ha sido aprobado por la FIFA para eventos de gran envergadura, lo que convierte al estadio en un hito dentro del desarrollo de megarrecintos deportivos. 

La estructura del edificio del graderío y la cubierta se divide en 8 sectores: 4 sectores rectos y 4 sectores de esquina, separados por juntas de dilatación. La estructura del edificio del graderío de los 4 sectores rectos consiste en una serie de pórticos modulares de acero que forman una retícula regular de 8,50 m x 9,0 m (en dirección tangencial y radial respectivamente) de columnas cuadradas soldadas de dimensiones externas modulares de 300×300 mm, 400×400 mm o 500×500 mm, variando desde las columnas interiores a las exteriores, con espesores de chapa variados según la demanda de carga. La estructura de los sectores de esquina se dispone en una retícula radial, manteniendo la distancia radial de 9,0 m entre ejes tangenciales, utilizando las mismas dimensiones modulares de los pilares. 

Cada columna, articulada en el nivel de base, está conectada en cada nivel intermedio a las columnas adyacentes mediante una serie de vigas radiales y tangenciales. Tanto las vigas tangenciales como las radiales, con secciones rectangulares estandarizadas, están conectadas a los pilares mediante uniones con pasadores. Los pisos ejercen el papel de diafragmas horizontales que se crean en cada nivel mediante una serie de barras de tensión que conectan en diagonal los nodos opuestos de la red. Cada sector incluye una serie de sistemas de arriostramiento vertical que comprenden secciones circulares huecas en ambas direcciones, radial y tangencial, que junto con la viga portagrada inclinada, materializan un sistema completo de entramado 3D con rigidez lateral en cualquier dirección. 

Las vigas tangenciales están estandarizadas y concebidas para recibir y soportar tanto los elementos de losas modulares que conforman los niveles de la explanada del estadio, como un contenedor o grupo de hasta 3 contenedores, mediante un sistema de sujeción estándar. 

Fuente: © schlaich bergermann partner, Knut Stockhusen

Se desarrolló un sistema de losas modulares extremadamente ligero y totalmente reutilizable, compuesto por finas placas de acero ortotrópicas, para minimizar los medios necesarios para su instalación y desmontaje. Del mismo modo, los elementos de la grada se concibieron como una única placa de acero plegada, atornillada junto con los elementos adyacentes y las vigas de la grada, lo que dio como resultado un sistema muy eficiente y ligero para resistir las cargas vivas de la grada, con una rigidez adecuada para cumplir los estrictos requisitos de vibración en los estados límite de servicio. 

Todos los elementos estructurales de la tribuna (es decir, los pilares, las vigas, los arriostramientos diagonales, las losas modulares, las vigas portagradas y las gradas) han sido concebidos para ser transportados dentro de un contenedor de transporte estándar, por lo que todos los elementos de longitud superior a 12,0 m (básicamente, los pilares y las vigas de caballete) requirieron una serie de empalmes atornillados, para cumplir con este requisito. 

Se tuvo especial cuidado en el detalle de las conexiones de los diferentes elementos del edificio del graderío con el objetivo de lograr la máxima repetición y modularidad, teniendo en cuenta los requisitos de desmontabilidad. Todas las conexiones se diseñaron para ser totalmente desmontables, evitando cualquier posible deformación plástica en estado límite de servicio. 

La estructura de la cubierta también está organizada siguiendo la retícula del edificio del graderío y consiste en una serie de cerchas principales radiales, apoyadas en los pilares perimetrales exteriores mediante soportes en forma de V, con voladizos que van desde los 27,0 m en las tribunas norte y sur, y hasta los 54,0 m en las tribunas este y oeste. El gran voladizo frontal se retiene con tirantes traseros de retenida que conectan la parte posterior de las cerchas principales de la cubierta y los puntales exteriores en V, al nivel de los cimientos, por lo que la componente vertical de las fuerzas de la cubierta se transfiere a las columnas perimetrales del edificio del graderío, mientras que la componente radial de las fuerzas de la cubierta se introduce en el sistema de pórticos radiales del edificio a través de las vigas portagradas. 

La cobertura consiste en una chapa trapezoidal de 4,50 m de longitud, en dirección radial, sobre correas tangenciales. Las correas están conectadas rígidamente a los cordones inferiores de las cerchas radiales principales, proporcionando estabilidad fuera del plano a esos elementos. Los cordones inferiores se arriostran horizontalmente mediante barras de tensión cada dos tramos, mientras que los puntales en V se arriostran fuera del plano en cada tramo. Los puntales en V, el cordón superior e inferior y los tirantes traseros están formados por secciones huecas rectangulares soldadas, mientras que las diagonales de la celosía principal y las correas tangenciales están hechas de secciones HEA/HEB estándar. La cubierta está inclinada hacia el perímetro exterior, donde el agua de lluvia se drena a través de un canalón perimetral. 

Los conceptos principales de desmontabilidad y modularidad se han aplicado también para el diseño de los elementos de la cubierta y las conexiones, pero se han considerado segmentos más grandes para las cerchas principales. Para los cimientos del estadio (los únicos elementos no reutilizables de la estructura) se diseñaron cimientos relativamente pequeños y poco profundos (es decir, zapatas de hormigón aisladas) para facilitar la futura reutilización del solar después del Mundial. Esto pudo lograrse gracias a que el innovador estadio modular ligero propuesto supone una reducción significativa de las cargas sobre los cimientos en comparación con un estadio de construcción tradicional. 

Ejemplos prácticos de diseño flexible o adaptativo 

La flexibilidad también viene de la mano de la capacidad de adaptación en forma de componentes móviles. Los requisitos de flexibilidad cada vez mayores de los recintos, arenas y estadios, junto con los requisitos climáticos y acústicos diarios y estacionales muy variables, abren oportunidades para las nuevas estructuras móviles. Los estadios modernos, por ejemplo, pueden transformarse en arenas completamente cerradas en cuestión de minutos. Al fin y al cabo, cuanto más flexible sea el uso de un recinto, mejor podrá desarrollarse su funcionamiento. La demanda de este tipo de estructuras de cubiertas adaptables y multifuncionales es cada vez mayor, lo que da lugar a desarrollos innovadores en este campo. 

Las soluciones de ingeniería innovadoras son el resultado del continuo avance y desarrollo de los principios de diseño, ampliando constantemente los límites de lo posible. Los diseños adecuados para el uso diario son posibles gracias a una combinación de conceptos sofisticados, materiales de alto rendimiento estructural y tecnologías y controles de conducción y guiado avanzados. 

Hay que analizar técnicamente diferentes condiciones de conducción y guiado. Esto da lugar a escenarios de carga cambiantes, tanto para la parte fija como para la parte móvil de la estructura. Las áreas que contribuyen a la carga varían, los estados de equilibrio cambian y el flujo alrededor de la estructura y las cargas de viento resultantes tienen que determinarse para todas las partes y casos del edificio. A su vez, estas diferentes configuraciones del edificio también deben tenerse en cuenta en el proceso de obtención de permisos.

La clasificación en cubiertas sólidos móviles y cubiertas textiles plegables conlleva diferencias en la planificación: las cubiertas móviles son intrínsecamente estables y hay que mover grandes masas y áreas. Las cubiertas plegables con membranas textiles son, en cambio, mucho más ligeras y compactas, pero no se pretensan durante un corto periodo de tiempo durante el movimiento y sólo recuperan su pretensado mecánico o neumático en la posición final cerrada. Son precisamente estos estados intermedios los que hay que considerar en detalle y definir las condiciones límite para un proceso seguro. La moderna tecnología de sensores permite supervisar estos estados límite durante el funcionamiento y, en caso necesario, influir en ellos mediante un control automático.

En ambos tipos de cubierta, las deformaciones y rotaciones globales y locales, así como la influencia mutua de las estructuras primarias portantes, deben tenerse en cuenta en el modelo global durante la fase de proyecto. Sólo así puede garantizarse siempre la compatibilidad de todas las partes. Además, por supuesto, para cualquier tipo de diseño, cuanto más ligera sea la estructura móvil/plegable, más sencilla podrá diseñarse la tecnología de accionamiento, reduciendo los costes y simplificando el mantenimiento.

En las cubiertas rígidas móviles, las zonas que deben abrirse se cubren con grandes estructuras rígidas. Prácticamente no hay límites a la creatividad de los planificadores a la hora de diseñarlos. Las partes de la cubierta móvil se guían sobre raíles y se accionan mecánica o hidráulicamente. Cuando el espacio es limitado, se pueden desarrollar estructuras de varias partes, por ejemplo, mediante la superposición o la torsión (Fig. 2).

A su vez, toda la superficie de la cubierta que se va a abrir también se puede elevar verticalmente mediante tiradores de cable, creando una rendija de ventilación pero asegurando el sombreado deseado (Fig. 2).

Las cubiertas plegables para los elementos de la cubierta abierta pueden integrarse de forma arquitectónica y con una necesidad de espacio muy reducida. Aquí, las vigas transversales con una membrana plegable o los marcos ligeros cubiertos de membrana se desplazan mecánicamente a lo largo de carriles laterales (Fig. 2).

Si la estructura primaria de acero se sustituye por estructuras de cables, se crean las cubiertas más ligeras en comparación con las otras tipologías. En este caso, la membrana se sujeta a los cables en algunos puntos mediante carros y se mueve para abrirse y cerrarse, todo ello accionado mecánicamente (Fig. 2).

Fig. 2. Cubiertas adaptativas. © sbp / Knut Stockhusen.

No sólo la propia membrana, sino también los cables de soporte pueden moverse mientras tanto. Como resultado, las estructuras secundarias y primarias se estacionan de forma invisible para el espectador, y no se ve nada de la cubierta ni de la subestructura, quedando así una apertura totalmente libre (Fig. 2). Aunque nuestro concepto para la remodelación del estadio Bernabéu está en fase de fabricación, varios ejemplos construidos ya han probado las tecnologías. En el Deutsche Bank Park de Fráncfort se realizó la primera cubierta de membrana plegable de este tamaño para la Copa Mundial de la FIFA 2006. Al primer proyecto piloto le siguieron otros desarrollos exitosos de este tipo de construcción con los estadios de Bucarest y Varsovia.

La cubierta interior de membrana plegable del Estadio Nacional de Polonia en Varsovia es la primera cubierta de membrana soportada por cables que puede utilizarse durante todo el año. La membrana de la cubierta puede incluso soportar cargas de nieve de hasta 100 kg/m². Gracias a ello, el estadio, previsto para el Campeonato Europeo de Fútbol de 2012, puede transformarse en un estadio multifuncional con asientos para más de 70.000 espectadores en tan solo unos minutos. En otoño de 2013, se celebró aquí la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático. Para ello, la superficie de juego se convirtió en un centro de congresos con varias salas de conferencias. Los palcos existentes sirvieron como salas de reuniones más pequeñas durante el evento.

La membrana plegable de poliéster recubierta de PVC se guarda en el garaje central de la membrana cuando la cubierta está abierta. Cuando la cubierta interior está cerrada, el garaje se desplaza primero unos metros hacia abajo. Después, la membrana de la cubierta interior puede ser conducida a lo largo de los 60 cables radiales por medio de cabrestantes hacia la cubierta exterior fija sobre guías de arrastre. Inmediatamente después de que los cilindros tensores hidráulicos se hayan acoplado, el pretensado tiene lugar a través de las correas que se desplazan con ellos.

En el diseño de la cubierta del estadio BC Place de Vancouver (Canadá) hubo que tener en cuenta condiciones meteorológicas aún más extremas, ya que las cargas de nieve que actúan sobre la cubierta plegable son mucho mayores. Por ello, la piel de la cubierta está formada por cojines con soporte neumático. La alta translucidez está garantizada por el uso de un tejido recubierto de PTFE de alta calidad.

Cubiertas adaptativas. BC Place Vancouver, Canada © schlaich bergermann partner

Tras el despliegue mecánico, los cojines se someten a una presión interna. En función de la carga aplicada, se ajusta automáticamente la presión adecuada entre 500 y 2000 mbar. Esto permite celebrar eventos independientemente del clima cambiante. Esto ha mejorado notablemente la utilización del estadio multifuncional durante todo el año: la cubierta se utiliza casi todas las semanas. Además de mejorar la comodidad de los visitantes, la nueva cubierta también ha mejorado la protección acústica de los residentes locales.

Los ámbitos de aplicación de estas cubiertas no se limitan a los estadios. Las plazas urbanas también pueden mejorarse con estructuras móviles. En el proyecto “Heart of Doha”, una estructura de este tipo proporciona a la plaza central de un nuevo distrito urbano una calidad de estancia especial, incluso durante el caluroso mediodía: la interacción de la cubierta de sombra plegable con la tecnología de ventilación y refrigeración natural totalmente automatizada e inteligente hace posible que los residentes utilicen la plaza durante todo el año.

Los paneles de membrana controlables individualmente se despliegan a lo largo de cables paralelos tensados. Los paneles, de 3 m × 1,5 m, se pliegan como un acordeón. Gracias a la sofisticada técnica de accionamiento individual, las distintas filas del marco pueden ajustarse en diferentes posiciones y pliegues y, de este modo, la incidencia de la luz y el sombreado pueden controlarse de forma variable, en función de la posición del sol.

Especialmente las estructuras existentes, por ejemplo también las antiguas, pueden ser protegidas, modernizadas y también utilizadas de forma más individualizada mediante el reequipamiento de una cubierta móvil o plegable. Por ejemplo, los estadios de Nimes y Zaragoza fueron equipados con cubiertas plegables por sbp hace muchos años.

Otro hito en el desarrollo de los modernos “artistas del cambio rápido” fue el concepto para la cubierta de la Arena de Verona en Italia. La Arena de Verona es uno de los mayores y mejor conservados anfiteatros de la época romana. Construida en el año 30 a. C. bajo el mandato del emperador Tiberio, la Arena, Patrimonio de la Humanidad y atractivo turístico de la región, se utiliza desde hace más de 100 años como escenario al aire libre para óperas y conciertos. La tarea consistía en diseñar un sistema de cubierta convertible y deconstruible, que garantizara su uso independientemente de las condiciones meteorológicas y que, al mismo tiempo, protegiera la fábrica milenaria el edificio de los agentes ambientales.

La innovación de este diseño (4) radica en la completa operabilidad de la membrana, así como de toda la estructura de cables. Los cables están dispuestos en forma de abanico dentro del óvalo del anillo de compresión. Esta disposición produce una utilización variable del anillo de compresión, lo que se traduce en un aumento del tamaño hacia los puntos de anclaje agrupados de los cables. Al mismo tiempo, esto permite dimensionar adecuadamente el tamaño del garaje de membrana situado allí donde se necesita. Pero también permite replegar completamente los cables de soporte tras el desplazamiento de la membrana, de modo que la vista del cielo nocturno no se vea obstruida por la subestructura. Desde el exterior, la cubierta apenas es perceptible: solo a una distancia adecuada del edificio se puede ver el delgado anillo que se cierne sobre la arena. A vista de pájaro y también en la vista inferior, la cubierta cerrada parece una cáscara protectora que cubre el edificio histórico.

La innovadora e ingeniosa interacción entre la estructura de cables en forma de abanico que se cierra en el centro y la cubierta de membrana protege todo el estadio –incluido el muro superior histórico– de la lluvia o las inclemencias del tiempo, en caso necesario. Para ello, los cables se desplazan desde ambos lados del garaje de la membrana, de forma similar al cierre de un telón de teatro, a lo largo del anillo de compresión, hasta que se juntan en el centro sobre la arena y forman la subestructura de la membrana. A continuación, la membrana se extiende por toda la superficie a lo largo de los cables. Los cables radiales se enrollan en carretes de cuerda detrás del garaje de la membrana, manteniendo la membrana permanentemente unida a los cables incluso durante el almacenamiento intermedio. 

Los edificios activos y adaptables, combinados con principios estructurales ligeros y sostenibles, forman parte del futuro de las estructuras

Activados por cabrestantes eléctricos sincronizados de forma individual y precisa, los carros de toma de cables son guiados a lo largo del carril principal en forma de C. De este modo, los cables se desenrollan a una velocidad controlada y sincronizada. Cada carro portacables es guiado y asegurado dentro del carril por rodillos de alta resistencia dispuestos en todos los lados. Los cables se desenrollan hasta alcanzar la longitud deseada y la posición de enganche individual resultante. A continuación, unos cilindros hidráulicos bloquean los carros y los tornos de cable en el garaje, de modo que los cables se pretensan con la fuerza exacta requerida.

A continuación, la membrana se desplaza fuera del garaje a lo largo de los cables tensados. Para ello, la membrana plegada se abre como un abanico. Los carros tractores individuales de la membrana se desplazan a lo largo de los cables tensados y tiran de la membrana hasta su posición.

Tanto para los cables como para el diafragma, la fuerza de pretensado necesaria se determina de forma que los cables no pierdan tensión nunca. De este modo se evita que la membrana se estanque en zonas más amplias. La cubierta se abre en orden inverso hasta que la membrana y los cables se hayan desplazado completamente en el aparcamiento.

Resumen

Los edificios activos y adaptables, combinados con principios estructurales ligeros y sostenibles, forman parte del futuro de las estructuras, especialmente en lo que respecta al uso de materiales de construcción que ahorran recursos. En vista del crecimiento de las grandes ciudades en todo el mundo, cada vez se demanda más el uso flexible de plazas y recintos. Junto a esto, los conceptos modernos de los operadores exigen estructuras variables que permitan celebrar varios eventos de diferentes tamaños en rápida sucesión. Y esto, cada vez más, sin que le afecten las condiciones meteorológicas extremas, desde el fuerte sol hasta las fuertes nevadas.

Referencias

1

R. Bergermann, M. Schlaich, (1999). “The Membrane Roof Structure of the ‘Estadio Olímpico’ in Seville, Spain”, IASS Symposium on Shell & Spatial Structures: From Recent Past To The Next Millennium, Madrid

2

K. Göppert, K. Stockhusen (2005). “From Olympic Games to Commonwealth Games”, IABSE Symposium Nueva Delhi

3

K. Göppert, L. Haspel, K. Stockhusen, “National Stadium Warsaw“, Stahlbau, 6-2012

4

K. Göppert, K. Stockhusen, “Die Olympischen Spiele in Rio De Janeiro 2016 – Permanente Und TemPoräre Sportanlagen Für Die Tennis-Und Schwimmwettbewerbe”, Stahlbau, 2014-06

5

K. Stockhusen, “Rio 2016 – Ein Rückblick”, Stahlbau, 10-2016

Notas

1

Diseño arquitectónico de Cruz y Ortiz arquitectos. Diseño estructural de sbp.

2

Diseño arquitectónico de Fenwick Iribarren Architects. Diseño estructural de sbp.

3

Diseño arquitectónico de Fenwick Iribarren Architects. Idea y diseño estructural de sbp. 

4

Diseño arquitectónico de gmp Architekten. Idea y Diseño estructural de sbp.