La Clave

PAS-E. Pasaporte del edificio. Instrumento para la rehabilitación profunda por pasos

El pasaporte del edificio es un nuevo instrumento europeo promovido para acelerar la regeneración urbana y hacer frente a los retos del sector residencial, especialmente al concerniente a la descarbonización de la edificación en el horizonte de 2050. Su desarrollo es una oportunidad para España y, por ello, se propone una definición adaptada al contexto nacional que sirva de base para iniciar un proceso de implementación estructurado con el conjunto de políticas y legislaciones en materia de vivienda, y consensuado con todos los agentes del sector.

Palabras clave: Construcción, regeneración urbana, descarbonización, edificación, sector residencial, sostenibilidad.

The Building Passport is a new European tool promoted to accelerate urban regeneration and meet the challenges of the residential sector, especially those concerning the decarbonization of buildings by 2050. Its development is an opportunity for Spain, and therefore a definition adapted to the national context is proposed as a basis for initiating a structured implementation process with the set of housing policies and legislation and agreed upon with all the agents in the sector.

Keywords: Construction, urban regeneration, decarbonization, building, residential sector, sustainability.

Joaquim Arcas-Abella

Doctor arquitecto.

Coordinador de proyectos.

Director ejecutivo de Cíclica [space·community·ecology

©Lucía Moreno Diz–Miguel Sánchez Moñita

El parque de viviendas se enfrenta a tres retos interrelacionados entre sí que requieren la puesta en marcha de un proceso de transformación profunda del sector: habitabilidad, eficiencia y equidad.

En el marco europeo, la regeneración urbana ha sido señalada como el mecanismo principal para abordar estos retos; de ahí las esperanzas depositadas en la RenovationWave que se propone rehabilitar 35 millones de edificios antes de 2030.

No obstante, en el ámbito español, y a pesar de disponer de diagnósticos claros y de las múltiples iniciativas impulsadas en la última década (1), en la actualidad la rehabilitación con carácter energético no presenta apenas actividad en nuestro país.

La rehabilitación de edificios y, en general, la regeneración urbana enfocada a la provisión y mantenimiento de la habitabilidad socialmente necesaria puede y debe convertirse en la actividad motriz del sector de la edificación. Pero el marco legislativo, operativo, financiero y social existente hoy en día, resultado de un proceso histórico de consolidación de un modelo de negocio basado en la obra nueva, presenta una serie de barreras que no permiten que el sector se desarrolle en la magnitud que exigen los retos.

Nuevos instrumentos europeos

Conscientes del lento arranque del sector de la rehabilitación a nivel europeo, la Comisión Europea viene haciendo un esfuerzo remarcable por fijar objetivos concretos y desplegar toda una serie de nuevas medidas para lograr altos ritmos de intervención (2).

Entre las más destacables figuran dos nuevos instrumentos de diagnosis y planificación a escala de edificio que ya cuentan con estudios específicos a escala europea (3): el libro digital del edificio y el pasaporte del edificio.

Aunque todavía sin certezas sobre el nivel de voluntariedad de la aplicación de estas herramientas en cada país, todo indica que, después de su aparición en el articulado de la EPBD de 2018 y los estudios realizados al respecto, la Comisión Europea va a disponer en 2023 de una propuesta marco para toda la Unión.

El impulso a estos instrumentos viene sustentado por un amplio abanico de experiencias ya desarrolladas en países de referencia, entre las que destacan los casos del Individueller Sanierungsfahrplan, el Passeport efficacité energétique y el Woningpas.

El Individueller Sanierungsfahrplan es una herramienta desarrollada por las autoridades de Baden-Württemberg y dirigida a rehabilitar viviendas unifamiliares. Consiste en una hoja de ruta para la mejora energética con siete fases predefinidas, elaborada mediante una auditoría in situ donde se toma en consideración las condiciones de la vivienda y la situación de las personas y sus aspiraciones, siguiendo el principio de conseguir los mejores resultados posibles.

Fuente: Arcas-Abella et al. (2020).

El Passeport efficacité energétique es una herramienta desarrollada por la asociación Expérience P2E y dirigida a rehabilitar viviendas unifamiliares. Contempla 33 medidas de intervención estándares para la mejora del comportamiento energético, que se combinan para diseñar una hoja de ruta específica para el inmueble en función de las características detectadas en una visita in situ. Dispone de una plataforma digital con toda la información centrada en agilizar la comunicación entre la propiedad y los agentes involucrados.

El Woningpas es una herramienta desarrollada por el Gobierno de Flandes y dirigida a rehabilitar viviendas unifamiliares. Incorpora el EPC+, un certificado energético renovado que evalúa las condiciones actuales y define una hoja de ruta de actuaciones con estimación de costes de intervención. Se vehicula fundamentalmente a través de una plataforma digital accesible para la propiedad y para otros agentes autorizados donde se recoge y muestra toda la información disponible y los resultados previstos.

Casos de referencia europeos (Individueller Sanierungsfahrplan, Passeport efficacité energétique y Woningpas). Fuente: Arcas-Abella et al. (2020).

El pasaporte del edificio

Encaje nacional

A la luz de la determinación de la Unión Europea, se revela la necesidad de adoptar una actitud proactiva por parte del Estado español que permita participar del debate actualmente abierto entorno a la definición del pasaporte del edificio, anticipándose al más que probable requerimiento por parte de las instancias europeas como medida integrada en el marco de la Estrategia a largo plazo para la Rehabilitación Energética en el Sector de la Edificación en España (ERESEE).

Como señalan los principales antecedentes publicados por la Fundación La Casa que Ahorra y el Grupo de Trabajo sobre Rehabilitación, para dinamizar la rehabilitación es necesario desarrollar nuevos instrumentos técnicos de acompañamiento de alta calidad, útiles y fiables, que sirvan de mecanismo de defensa de los derechos de las personas, de fuente de conocimiento profundo y actualizado del parque y su potencial de intervención y de vehículo de fijación de objetivos y aplicación de medidas previstas en los planes de acción.

El pasaporte del edificio es la respuesta europea, en forma de instrumento normativo de nueva generación, frente a la necesidad de integrar y trascender las prestaciones de las diferentes herramientas y certificados existentes en el sector de la edificación.

Una propuesta de definición

A fin de contribuir en la preceptiva profundización conceptual de este instrumento, se propone esta primera definición para que sirva de base para la discusión entre todos los agentes implicados:

  • El PAS-E, pasaporte del edificio, es un instrumento que acompaña a la comunidad a lo largo del proceso de rehabilitación profunda por pasos que permite aumentar la calidad del edificio en todas sus vertientes, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida y reducir el impacto ambiental en todo su ciclo.

Es, en consecuencia, un plan individualizado para cada edificio residencial del parque edificado que tiene la finalidad de diagnosticar el estado actual, fijar objetivos en el tiempo, planificar acciones de transformación coordinadas y evaluar resultados obtenidos para cada edificio, de forma alineada con los objetivos públicos para el ámbito residencial a largo plazo, especialmente con el reto europeo de descarbonización a 2050.

El pasaporte del edificio considera de forma holística los tres ámbitos de calidad relacionados con la generación de habitabilidad: el ámbito de la calidad técnica de los sistemas constructivos y las instalaciones, el ámbito de la calidad funcional de las viviendas y el ámbito de la eficiencia en el uso de los recursos, especialmente los energéticos y los hídricos.

La persona en el centro

En la actualidad, el sector residencial español presenta una clara singularidad con respecto a la gran mayoría de países europeos: hasta el 71 % del total del parque está compuesto por viviendas integradas en edificios plurifamiliares, con predominio de régimen de tenencia en propiedad, hecho que genera un factor de complejidad adicional del proceso de rehabilitación que debe ser abordado de forma específica.

Por ello, en España resulta especialmente imperativo poner a las personas en el centro. Son las personas las que deciden iniciar un proceso de rehabilitación y para que esto se produzca es necesario un cambio fundamental de perspectiva: de “tener que rehabilitar” a “diseñar la casa y el espacio vital”.

Con este fin, el modelo teórico utilizado para la propuesta PAS-E ha empleado el marco conceptual de “culturas energéticas” diseñado por un equipo de investigación multidisciplinar. En él se recogen todos los aspectos relacionados con la energía: creencias, prácticas, aspectos materiales y factores externos.

Ciclo de vida

El PAS-E acompaña a las comunidades en todo el recorrido encaminado a la rehabilitación profunda por pasos de su edificio, mediante un marco flexible que integra los diferentes servicios que formarán parte del proceso.

El ciclo de vida propuesto combina una estructura progresiva de cinco fases junto con una relación transversal entre ellas que permite la interacción y el intercambio de información, dando lugar a un proceso iterativo de mejora continua donde, paso a paso, se avanza hacia los objetivos de calidad previstos: diagnóstico, planificación, compromiso, ejecución y evaluación.

En este enfoque resulta clave la fase de compromiso de la comunidad. El PAS-E es un mecanismo que traslada a la ciudadanía los objetivos públicos de calidad del parque residencial. Por ello, y sobre todo si se dedican ayudas públicas, es imprescindible asegurar que existe un compromiso real con la totalidad del proyecto y que se van a ejecutar todos los pasos previstos y no solamente aquellos que presentan mayores retornos.

Componentes

El PAS-E está integrado por tres componentes con roles específicos:

Libro digital del edificio

El libro digital del edificio o Digital Building Logbook es un recurso basado en la figura del libro del edificio previsto en la LOE y el libro del edificio existente para la rehabilitación actualmente promovido en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, pero con contenido y funciones ampliadas, así como formato actualizado a las nuevas tecnologías y orientado a la necesaria digitalización del sector.

La Clave

Se trata de una base de datos pública que centraliza información referente al edificio, a la vivienda y a la comunidad. Su papel es el de integrador de información estática procedente de los distintos documentos, informes y certificados elaborados en determinados momentos de la vida de un inmueble y de información dinámica derivada del uso a lo largo del tiempo. Sin embargo, su contenido es flexible, siempre abierto a la incorporación de nuevas fuentes y metodologías —como el BIM— y dependiente de la disponibilidad y operabilidad de los datos ya existentes, así como de la implicación de la comunidad en su cumplimentación.

El contenido mínimo inicial sería el propio del Informe de Evaluación del Edificio (IEE) —o el Informe de la Inspección Técnica del Edificio (IITE)—; es decir, una descripción general del inmueble en su estado actual, con detalle sobre su estado de conservación, su nivel de adaptación funcional y su comportamiento en el uso de los recursos, especialmente el energético. El libro digital debería ser también el repositorio donde se guarda el contenido de los otros dos componentes que conforman el propio PAS-E, incorporando una propuesta de intervención en forma de plan de rehabilitación del edificio, y las herramientas digitales del plan de acompañamiento a la comunidad. Obviamente la estructuración de la propuesta para el Estado español debería realizarse de forma alineada con las directrices que emanan del marco europeo, especialmente de las surgidas del Study on the development of an EU framework for Digital Building Logbooks y futuros estudios o disposiciones posteriores.

Al mismo tiempo, el libro digital del edificio facilita la comunicación entre los diferentes agentes, favoreciendo su implicación y coordinando sus acciones, y sirve como herramienta pedagógica para las personas usuarias y como vía de seguimiento de la evolución del parque para la Administración. Es, por ello, una herramienta dinámica que se debe mantener operativa a lo largo de todo el ciclo de vida del edificio.

Plan de acompañamiento a la comunidad

El plan de acompañamiento a la comunidad de un edificio plurifamiliar o al grupo cohabitante de una vivienda unifamiliar es un soporte técnico en formato presencial y digital orientado a posibilitar la consecución de los objetivos de calidad de vida en el espacio residencial mediante la rehabilitación del parque residencial. Pone en el centro a las personas e iguala el valor de la perspectiva técnica con el de la perspectiva de las personas usuarias, de forma que la intervención responda a sus necesidades y mejore efectivamente sus condiciones de vida y la convivencia en el edificio, a la vez que sea una oportunidad para mejorar su cultura energética y, en general, la cultura del hábitat residencial.

El acompañamiento presencial básico consiste en el soporte de una persona dinamizadora, mediadora y orientadora que, en colaboración con el equipo de arquitectura, trabaja para promover la estructuración y autonomía de funcionamiento de la comunidad, facilitar acuerdos y reconducir posibles situaciones conflictivas, con técnicas de mediación e intervención social.

En el proceso de elaboración del plan de rehabilitación del edificio, se tienen en cuenta las experiencias, aspiraciones y condiciones de mejora de la comunidad en términos de habitabilidad, y ahorros en recursos y económicos, detectadas mediante el plan de acompañamiento. No considerar estos factores equivale a renunciar a buena parte de los posibles detonadores del proceso de rehabilitación.

El pasaporte del edificio es una oportunidad para situar a España a la vanguardia europea

Plan de rehabilitación del edificio

El plan de rehabilitación o roadmap es una hoja de ruta a medio-largo plazo que define un recorrido de intervención por pasos. El objetivo final es alcanzar una situación normativamente aceptable y socialmente deseable para cada uno de los tres ámbitos de calidad relacionados con la generación de habitabilidad: la calidad técnica de los sistemas constructivos y las instalaciones, la calidad funcional de las viviendas y la eficiencia en el uso de los recursos, especialmente los energéticos y los hídricos.

La definición del plan de rehabilitación surge, en consecuencia, de la diagnosis del estado actual y de la conjugación a cierto futuro de dos vectores distintos. Por una parte, de la detección de las necesidades y aspiraciones de la comunidad, desarrollada por el plan de acompañamiento. Por la otra, de los objetivos públicos para el parque existente, como, por ejemplo, la condición nZEB u otras más exigentes —como edificios de energía positiva— para todos los edificios residenciales antes de 2050 que exige el reto europeo de la descarbonización.

A partir de la diagnosis del estado actual y de la definición de los objetivos a largo plazo fijados para cada edificio, el plan de rehabilitación se encarga de realizar un pronóstico sobre la evolución del mismo a partir de cierto escenario de intervención que define actuaciones, sinergias y calendario de implementación, así como de comparar las ventajas y desventajas —energéticas, económicas y ambientales— de esta trayectoria con otras posibles, incluida la opción de no realizar ninguna operación. La secuencia de intervenciones es única para cada edificio, porque es el resultado de un proceso iterativo donde equipo técnico y comunidad aportan su visión hasta obtener la versión definitiva del plan de rehabilitación que es elevada a compromiso.

Recomendaciones

El pasaporte del edificio es una oportunidad para situar a España a la vanguardia europea y un elemento clave para superar las barreras legislativas, operativas, financieras y sociales que frenan el ritmo de rehabilitación de viviendas, así como un importante referente para abordar la intervención en el parque no residencial, responsable de un importante porcentaje de las emisiones de carbono.

Pero requiere el desarrollo de un proceso de implementación que conviene abordar de forma estructurada con el conjunto de políticas y legislaciones en materia de vivienda, y consensuada con todos los agentes.

En primer lugar, es necesaria la definición de una estrategia para el sector de la edificación a través de la cual se puedan concretar y temporalizar objetivos públicos, medidas, recursos y sistemas de evaluación y reconocimiento. Sin una acción pública decidida que trace las líneas maestras de este marco de referencia, no tiene sentido articular nuevas medidas de impulso de la rehabilitación, como el nuevo instrumento que se propone.

En segundo lugar, es necesaria la puesta en marcha de un proceso de definición del pasaporte que cuente con la participación de todos los agentes implicados. Al despliegue reglamentario, organizacional y tecnológico del instrumento —ensayado previamente en casos piloto— lo debería seguir la activación de medidas de implementación en ámbitos de actuación prioritaria que conjuguen acertadamente iniciativas de promoción con mecanismos de obligación. El pasaporte debería ser motivo de un programa específico de subvención y elemento clave para acceder a todas las siguientes ayudas públicas en materia de vivienda.

Más información

La propuesta PAS-E, pasaporte de edificio, se puede consultar y descargar en www.pas.es. En esta misma página web es posible apuntarse a la red de soporte a la iniciativa de la que ya forman parte más de 80 entidades y profesionales.

Agradecimientos

La propuesta PAS-E, pasaporte de edificio, es fruto de la colaboración entre el equipo de Cíclica y GBCe, y de las aportaciones de personas expertas de distintas entidades e instituciones: ETSAV-UPC, MITMA, Gobierno vasco, NASUVINSA, AMB, UCI, Climate Strategy, Habitat3, O-HB, ICTA-UAB, ACA, AHC, CNC, Ferrovial Agroman, Conama, Fundación la Casa que Ahorra, ICAEN, IETcc y ICCL. Se ha realizado en el marco de Projectes Singulars 2018, promovido por el Departament de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat de Catalunya y financiado por el MITRAMISS del Gobierno de España.

Referencias

1

Arcas-Abella, J., et al., 2020, PAS-E · Pasaporte del edificio. Instrumento para la rehabilitación profunda por pasos, Cíclica y GBCe, Sant Cugat del Vallès y Madrid.

2

Directorate-General for Energy, et al., 2020, EPBD Article 19a feasibility study. Technical study on the possible introduction of optional building renovation passports, Comisión Europea, Bruselas.

3

European Innovation Council and SMEs Executive Agency, et al., 2020, Study on the development of an EU framework for Digital Building Logbooks, Comisión Europea, Bruselas.

4

Garrigues y G-Advisory, 2018, El reto de la rehabilitación: El Pasaporte Energético y otras propuestas para dinamizar el sector, Fundación la Casa que Ahorra, Madrid.

5

Cuchí, A. y de la Puerta, I., 2016, Informe GTR 2016. Diagnóstico de la rehabilitación en las comunidades autónomas, GTR, Madrid.

6

Eurostat, 2016, EU Buildings Observatory.

7

Stephenson, J., et al., 2010, Energy Cultures: A framework for understanding energy behaviours, Energy Policy, Elsevier, Amsterdam.

8

www.pas-e.es (septiembre de 2020)

Notas

1

Entre los más destacados de la última década: los informes GTR de 2011, 2012, 2014 y 2016, la denominada Ley de las 3Rs de 2013, los sucesivos planes estatales de vivienda, la propia Estrategia a largo plazo para la Rehabilitación Energética en el Sector de la Edificación en España (ERESEE) de 2014, 2017 y la reciente 2020, o la Agenda Urbana Española de 2019.

2

Según la CE, es necesario alcanzar una tasa de rehabilitación profunda del parque residencial de un 3 % anual, que permita niveles de descarbonización del 80-95 % en el horizonte de 2050.

3

A nivel comunitario cabe destacar las menciones en la Directiva (UE) 2018/844 por la que se modifica la Directiva 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de los edificios y la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética, la Recomendación (UE) 2019/786 de la Comisión de 8 de mayo de 2019 relativa a la renovación de edificios  y la Comunicación (2020) 662 final. Oleada de renovación para Europa: ecologizar nuestros edificios, crear empleo y mejorar vidas; y los estudios EPBD Article 19a feasibility study y Study on the development of an EU framework for Digital Building Logbooks.