La Clave | Artículos de opinión

Madrid Central

Impacto de las Zonas de Bajas Emisiones sobre la elección modal

El presente artículo estudia el impacto de la Zona de Bajas Emisiones conocida como Madrid Central sobre el cambio modal a fin de identificar factores clave que llevaron a antiguos usuarios del vehículo privado a optar por otras alternativas. La investigación se basa en la información obtenida a través de una encuesta realizada tras la implementación de la medida. Los resultados corroboran la influencia de Madrid Central en el cambio de modo, concluyéndose que los aspectos sociodemográficos, las percepciones sobre dichas áreas y los hábitos de movilidad son clave para explicar la probabilidad de dejar el vehículo privado. 

Palabras clave: Zonas de Bajas Emisiones, cambio modal, Madrid.

This article studies the impact of the Madrid Central Low Emission Zone (LEZ) on modal shift in order to identify the key factors that sway former private vehicle users to change to other alternatives. The investigation is based on information obtained from a survey carried out following the introduction of the LEZ. The results confirm the influence of Madrid Central on the change of mode of transport and it can be concluded that sociodemographics, the perceptions of these areas and mobility habits all play a key part in explaining the probability of abandoning private vehicles. 

Keywords: Low Emission Zones, modal shift, Madrid.

Javier Tarriño Ortiz

Centro de Investigación del transporte.

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos

Julio A. Soria Lara

Universidad Politécnica de Madrid.

Dr. Ing. en Ciencias Ambientales.

Juan Gómez Sánchez

Profesor Adjunto.

Universidad Politécnica de Madrid.

José M. Vassallo Magro

Catedratico.

Universidad Politécnica de Madrid.

La implementación de Zonas de Bajas Emisiones (Low Emission Zones, en adelante LEZ) es una de las actuaciones más extendidas con propósito de mejorar la calidad del aire local (Togel et al, 2014). Estas LEZ consisten en un conjunto de medidas específicas destinadas a limitar el uso del vehículo privado en áreas geográficas concretas. Las LEZ suelen localizarse en lugares con altos niveles de tráfico rodado y una gran concentración de actividad económica y social (ej. centros urbanos). Las actuaciones acometidas en las LEZ son habitualmente: limitaciones horarias de acceso, promoción de modos de transporte alternativos (ej. coche compartido), peatonalización, restricciones de acceso en función del tipo de motor, etc. (Cass and Faulconbridge, 2016). 

Tanto la extensión como las características de las LEZ están influenciadas por aspectos culturales, el sistema legal existente o los estándares de calidad del aire que se pretenden alcanzar (Alduán, 2014; Holman et al., 2015). La literatura académica sobre LEZ se ha centrado en estudiar sus efectos sobre la calidad del aire (Lutz, 2009; Ellison et al., 2013; Ferreira et al., 2015).  Sin embargo, el impacto de estas áreas sobre los patrones de movilidad no ha sido analizado en profundidad. 

Este artículo analiza los efectos sobre el cambio modal originados por las LEZ, con el fin de identificar los factores que lo determinan, especialmente entre los usuarios de vehículo privado. Con este fin, se ha llevado a cabo una campaña de obtención de datos a través de encuestas en la ciudad de Madrid (España), donde en el año 2018 se instauró Madrid Central, una LEZ que limita el acceso de vehículos en función del tipo de motor. El artículo se estructura en cuatro apartados además de esta introducción. El apartado 2 presenta el caso de estudio. El apartado 3 explica el proceso de recolección de datos, las características de la muestra y la metodología de análisis y modelización utilizada. El apartado 4 muestra los principales resultados obtenidos. Finalmente, el apartado 4 resume las principales conclusiones obtenidas.

Plaza Mayor de Madrid. © Vicente Tofiño

1. El caso de Madrid Central

La ciudad de Madrid ha experimentado en las últimas décadas un aumento notable de las emisiones de efecto invernadero y contaminantes del aire (Ej. NOx, PMx). Esta situación ha ocasionado que, desde el año 2011, Madrid haya padecido en repetidas ocasiones episodios en los que se han sobrepasado los límites establecidos por la Unión Europea para NOX y O3

Las causas se asocian al elevado número de viajes que se realizan en su área metropolitana en un día laboral (15,8 millones), según indica la última encuesta de movilidad regional (Monzón, 2019), y al incremento del uso del coche (+60%) frente al transporte público (+10%) en los últimos 20 años. En concreto, en la ciudad de Madrid, el tráfico rodado produce el 74,4% de las emisiones locales (Plan A, 2017).

Para abordar el problema de la calidad del aire local, en 2018 se implementó una LEZ conocida como Madrid Central (ver Figura 1), cuya extensión es de aproximadamente 5 km2. Esta medida se incluía en el Plan A de calidad del aire (2017). Madrid Central pretende promover una movilidad más sostenible en la ciudad, reduciendo el uso de los vehículos privados y promoviendo el transporte público y el transporte no motorizado. De esta manera, se espera crear un centro de ciudad más sostenible e inclusivo.

La limitación de acceso a Madrid Central se basa en un criterio de etiquetas ambientales en función del tipo de vehículo, tipo de motor y antigüedad (Zero, Eco, C, B o A). Existen excepciones de acceso para residentes, personas discapacitadas, vehículos de reparto de mercancías, seguridad y emergencias. Además, los residentes cuentan con 20 invitaciones al mes para acceder al Madrid Central.


Las limitaciones de acceso adoptadas suponen una restricción de acceso (temporal, de aparcamiento o absoluta) para el 96,9% de la actual flota de vehículos privados y para el 99,1% de la actual flota de motocicletas de la Comunidad de Madrid.

 
Madrid Central
Fig.1. Localización de Madrid Central

2. Recopilación de datos y metodología

Diseño y distribución de la encuesta

La campaña de recogida de datos se realizó entre los meses de enero y junio de 2019 a través de una encuesta online que fue difundida en redes sociales, webs especializadas y mediante folletos entregados en mano por toda la Comunidad de Madrid. Se obtuvieron un total de 799 cuestionarios válidos. 

La información recogida fue agrupada en 5 grandes bloques (ver tabla en Anexo 2) que incluyen: información sociodemográfica, actitudes personales, variables relacionadas con el viaje habitual y hábitos de movilidad relacionados con Madrid Central.

Descripción de la muestra

La muestra obtenida se caracteriza por una presencia de jóvenes menores de 25 años de un 29,4%, y de personas entre 35 y 49 años de un 26,4%. Hay también una presencia algo mayor de hombres (59,1%) que de mujeres. La mayoría de los encuestados tienen estudios universitarios (75,3%), lo que implica una cierta sobre representación de este grupo respecto de las estadísticas locales (Ayuntamiento de Madrid, 2020). Los niveles de renta se distribuyen uniformemente en la muestra, con un porcentaje representativo para todos los subgrupos definidos.

Entre los encuestados, un 36,9% de los ciudadanos declara ideología de izquierdas, un 13,3% de derechas y un 25,3% de centro. En lo que respecta al uso habitual del transporte público, se distinguen tres grupos diferenciados. El primero de ellos declara utilizar muy poco el transporte público (28,3%); el segundo grupo muestra un uso moderado; y el tercero señala un elevado uso del transporte público en sus viajes habituales (31,9%). A pesar de esta distinción, es importante indicar que el 73,3% de los encuestados dispone de abono de transporte público.

Tipos de restricción de acceso a Madrid Central

Aproximadamente la mitad de los encuestados (49,7%) considera que la puesta en marcha de Madrid Central ha tenido un impacto neutro en sus desplazamientos habituales (Tabla 3), por lo que han podido mantener sus hábitos de movilidad. 

No obstante, se observa que el porcentaje de encuestados que creen que Madrid Central les ha afectado negativamente (27,3%) es ligeramente superior a los que perciben un impacto positivo (23,0%). 

De la encuesta se deduce un incremento del tiempo de desplazamiento peatonal dentro de Madrid Central. El tipo de día en que los encuestados viajan a Madrid Central se distribuye uniformemente en la muestra, con un porcentaje notable de encuestados para todas las categorías. Las actividades realizadas mayoritariamente en el área de Madrid Central son las de ocio (32,0%), trabajo (27,9%) y compras (21,8%).

La mitad de los encuestados (49,9%) indica un cambio modal causado por la LEZ. El metro (53,3%) y el coche privado (50,6%, solo o con acompañante) constituían las opciones más frecuentes para viajar a Madrid Central antes de la aplicación de la LEZ. A estos modos de transporte les siguen el autobús (21,1%), el tren de cercanías (12,5%), y caminar (12,6%). 

Tras la implantación de la LEZ, el metro (62,0%) ha seguido siendo el modo de transporte más frecuente para llegar a Madrid Central, seguido del autobús público (27,4%), el coche privado (21,0%, solo o con acompañante), caminar (18,4%) y el tren de cercanías (16,4%). Por último, los encuestados han señalado la comodidad (55,3%), el tiempo de viaje (53,4%), y el coste (42,9%) como los factores más determinantes para su elección modal.

Las tablas con los valores concretos de las variables llevadas a cabo en la encuesta se presentan en el Anexo 2.

Variables sociodemográficas

© Santi Burgos

Análisis y modelización

Con base en la encuesta se ha estudiado el cambio modal de los usuarios de vehículo privado (principal grupo afectado por la LEZ) mediante el modelo de elección discreta logit ordenado (Train, 2009). La muestra se restringe a los 380 encuestados que indicaron que utilizaban el vehículo privado para acceder al área de Madrid Central antes de su implementación. El cambio modal tras la puesta en marcha de Madrid Central se ha definido como una variable discreta ordenada de la siguiente manera:

  • Personas que incrementaron el uso del vehículo privado.

  • Personas que mantuvieron el uso del vehículo privado, continuando sus hábitos modales previos respecto a Madrid Central.

  • Personas que sustituyen el vehículo privado total o parcialmente por el taxi o VTC.

  • Personas que sustituyen el vehículo privado parcialmente por el transporte público o modos activos.

  • Personas que abandonan el uso del vehículo privado para acceder a Madrid Central.

Actitudes personales relacionadas con el viaje habitual
Percepciones, hábitos de movilidad y elección modal en Madrid Central

3. Resultados

Análisis descriptivo

Los resultados descriptivos (Figura 2) permiten observar un cambio en los patrones de movilidad tras la puesta en marcha de Madrid Central. En concreto, los resultados señalan un descenso notable del uso del vehículo privado en el 28,5% sobre el total de los encuestados. Esto supone que el número de usuarios de vehículo privado se ha reducido aproximadamente en un 60% respecto a la situación previa a Madrid Central. 

El transporte público y los modos activos son los principales beneficiados tras la implementación de Madrid Central, siendo las principales alternativas al vehículo privado. En el caso del transporte público, su cuota modal se incrementó desde el 66,7% previo a la implementación de Madrid Central, hasta el 75,6% tras su implementación. Por su parte, los modos activos (caminar y/o ir en bicicleta) vieron crecer su cuota modal desde el 16,8% hasta el 25%. Además, modos de transporte minoritarios como el taxi-VTC y los servicios de movilidad compartida consiguieron doblar su cuota modal desde el 4% al 8,3% en el caso del taxi/VTC y, desde el 3,8% hasta el 8,4%, en el caso de los servicios de movilidad compartida.

Modelización de la elección modal de usuarios de vehículo privado

Tal y como se comentó con anterioridad, la caracterización de la elección modal de los usuarios de vehículo privado previos a la implementación de Madrid Central se ha establecido en 5 grupos (Tabla 1).

1. La opción “vehículo privado” incluye “viajar solo en vehículo privado” y “viajar en vehículo privado con acompañante”.

La opción movilidad compartida contiene usuarios de coche compartido, motocicleta compartida y patinete compartido. La opción transporte público incluye metro, autobús y cercanías.

La opción “modos activos” se compone de viajeros en bicicleta y viajeros caminando.

Cambio modal de los usuarios de vehículo privado
Modelo logit ordenado sobre el cambio modal de los usuarios de vehículo privado

Los resultados del modelo se especifican en la Tabla 2. Un coeficiente de signo positivo indica una mayor probabilidad de disminuir el uso del vehículo privado en favor de otro modo de transporte, mientras que un coeficiente de signo negativo indica una mayor probabilidad de mantener o incrementar el uso del vehículo privado para acceder a Madrid Central. El modelo indica que, desde un punto de vista estadístico (p-valor < 0,05), el cambio modal de los usuarios de vehículo privado se encuentra influenciado por algunas de las variables.

De los resultados obtenidos, se puede observar que las características sociodemográficas tienen un papel importante a la hora de entender el cambio modal de los usuarios de vehículo privado. Las personas menores de 26 años son más persistentes en el uso del vehículo privado tras la implementación de Madrid Central. Asimismo, el género y la formación académica influyen significativamente en la elección modal tras Madrid Central. Por un lado, los hombres tienen una mayor tendencia que las mujeres a reducir y dejar de utilizar el vehículo privado. Por otro lado, las personas con estudios universitarios son más propensos a continuar utilizando el vehículo privado para acceder a la LEZ (p-valor = 0,032).

La estructura del hogar es otra variable determinante en el cambio modal de los usuarios de vehículo privado. Las familias con personas de movilidad reducida (niños menores de 10 años, ancianos, personas discapacitadas, etc.) muestran una mayor probabilidad de seguir utilizando el vehículo privado para acceder a Madrid Central, frente a familias con hijos mayores de 10 años. Esta situación puede verse asociada a la necesidad de dichas familias de realizar viajes puerta a puerta.

Los resultados también señalan el nivel de renta mensual como factor clave para explicar el cambio modal. Los ciudadanos cuyos ingresos mensuales son inferiores a 1.300 euros al mes han reducido el uso del vehículo privado de manera significativa (p-valor = 0,017), en comparación con la categoría base (individuos con ingresos mensuales superiores a 2.000 euros al mes). Por lo tanto, la población con mayor nivel de ingresos es menos propensa a dejar o sustituir el coche en sus viajes a Madrid Central, ya que puede permitirse pagar el aparcamiento privado, o disponer de un vehículo de bajas emisiones.

En contra de lo esperado, los resultados obtenidos indican que las personas con ideología de derechas y aquellos declaran no tener una ideología política definida tienden más a reducir y dejar de usar el vehículo privado para acceder a Madrid Central, en comparación con las personas con ideología de centro. La ideología de izquierdas no arroja resultados significativos en nuestro estudio.  Este hecho, similar al obtenido en otros estudios (Tertoolen et al., 1997), parece contradictorio con la tendencia de elección modal esperada para ideologías políticas tradicionalmente asociadas con una mayor concienciación ambiental y social. Esto refuerza el argumento de que las razones personales tienen una mayor relevancia que la ideología a la hora de promover el cambio modal.

El modelo también señala la disponibilidad del abono y el uso intensivo de los sistemas de transporte público como variables explicativas del abandono y reducción del vehículo privado. Precisamente este es uno de los objetivos de las LEZ, por lo que el modelo indica el éxito de la promoción del transporte público para conseguir atraer a los usuarios del vehículo privado.

Otro de los factores clave son las percepciones y hábitos de movilidad relacionados con Madrid Central. En primer lugar, el impacto general de Madrid Central en los viajes habituales de los encuestados tiene un efecto importante en la elección modal de los antiguos usuarios de vehículo privado. Como es de esperar, una afección negativa supone una mayor probabilidad de reducir el uso del vehículo privado. De igual manera, existe una relación significativa entre aquellos que han aumentado el tiempo que caminan en Madrid Central y los que hacen un menor uso del vehículo privado en la zona de bajas emisiones.

Asimismo, el tipo de día en que los ciudadanos viajan a Madrid Central influye significativamente en la elección modal. Aquellos que acceden en días no laborales tienen una mayor tendencia (p-valor = 0,000) a dejar o reducir el uso de su vehículo privado. Esto puede explicarse por el hecho de que dichas personas encuentran una mayor flexibilidad temporal para organizar sus viajes que los ciudadanos que deben acceder a Madrid Central en días laborales. De la misma manera, este hecho subraya la idea de que las personas utilizan el vehículo privado al considerar que les ahorra tiempo de viaje. 

La principal actividad realizada por los viajeros cuando acceden a Madrid Central está también fuertemente relacionada con la elección (o no) del vehículo privado tras la implementación de la LEZ. Los encuestados que indicaron que viajaban a Madrid Central para ir de compras presentan una mayor tendencia (p-valor = 0,004) a seguir utilizando sus vehículos privados. Este hecho se debe a la facilidad que presenta el vehículo privado a la hora de cargar peso.

Finalmente, se ha visto que las personas más sensibles al coste del viaje tienden más a reducir o dejar de utilizar el vehículo privado para acceder a Madrid Central. La LEZ de Madrid provoca que los vehículos privados deban aparcar en un garaje privado, cuyo coste suele ser muy superior en comparación con el resto de modos de transporte. 

Por otro lado, las personas más sensibles a los ahorros de tiempo, la comodidad y la posibilidad de cargar peso en el coche están relacionadas con una mayor probabilidad de continuar utilizando su vehículo privado para acceder a Madrid Central. Dichos atributos se encuentran muy asociados al vehículo privado en la actualidad.

4. Conclusiones

Este artículo demuestra la notable influencia de Madrid Central en generar cambios en la elección de modos más sostenibles. La mitad de los encuestados (49,9%) ha cambiado su modo habitual de acceso. Hay que destacar una gran reducción del uso del vehículo privado (-28,5% de los encuestados totales), así como un incremento en el uso del transporte público (+8,9%) y de los modos activos (+8,2%). Además, el uso del taxi/VTC y de los servicios de movilidad compartida para acceder a Madrid Central han aumentado en un 4,3% y un 4.6%, respectivamente. De estos datos se deduce la necesidad de incrementar la frecuencia y disponibilidad de servicios de transporte público y el número de puntos de recarga eléctricos de vehículos.

Se ha comprobado que los viajeros con un nivel bajo de ingresos (<1.300€/mes) tienden a dejar o reducir el uso de sus vehículos privados en mayor medida que aquellos con niveles de ingresos altos. Este resultado hace dudar del carácter inclusivo de Madrid Central, ya que los usuarios de vehículo privado con altos ingresos pueden permitirse económicamente acceder a garajes privados o adquirir coches de menores emisiones. 

El contexto individual de cada persona marca más su elección modal que su ideología o nivel concienciación socio-ambiental. Además, los factores clave de movilidad de los individuos (como el coste, el tiempo, la comodidad, etc.) resultan ser cruciales para explicar el cambio modal. Es particularmente notable cómo las personas que viajan con fines de compra tienden a seguir utilizando su vehículo privado a pesar de la aplicación de la LEZ.

Referencias

1

Aguilera-García, Á., Gomez, J.,
& Sobrino, N. (2020). Exploring the adoption of moped scooter-sharing systems in Spanish urban areas. Cities, 96, 102424.

2

Alduán, A. S. (2014). Boletín CF+S. Boletín CF+S, 0(28), 67–70. http://polired.upm. es/index.php/boletincfs/article/view/2851/2912

 
 

3

Ayuntamiento de Madrid (2017). Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático de Madrid.

4

Cass, N., & Faulconbridge, J. (2016). Commuting practices: New insights into modal shift from theories of social practice. Transport Policy, 45, 1–14. https://doi.org/10.1016/j. tranpol.2015.08.002

5

Ellison, R. B., Greaves, S. P.,
& Hensher, D. A. (2013). Five years of London’s low emission zone: Effects on vehicle fleet composition and air quality. Transportation Research Part D: Transport and Environment, 23, 25–33. https://doi.org/10.1016/j. trd.2013.03.010

6

Eriksson, L., Garvill, J.,
& Nordlund, A. M. (2008). Interrupting habitual car use: The importance of car habit strength and moral motivation for personal car use reduction. Transportation Research Part F: Traffic Psychology and Behaviour, 11(1), 10– 23. https://doi.org/10.1016/j.trf.2007.05.004

 
 

7

Ferreira, F., Gomes, P., Tente, H., Carvalho, A. C., Pereira, P., & Monjardino,
J. (2015). Air quality improvements following implementation of Lisbon’s Low Emission Zone. Atmospheric Environment, 122, 373–381. https://doi.org /10.1016/j.atmosenv.2015.09.064

8

Holman, C., Harrison, R.,
& Querol, X. (2015). Review of the efficacy
of low emission zones to improve urban air quality in European cities. Atmospheric Environment, 111, 161–169. https://doi.org/10.1016/j. atmosenv.2015.04.009.

9

Lutz, M. (2009). The Low Emission Zone in Berlin – Results of a First Impact Assessment. Workshop on “NOx: Time for Compliance,” 1–10. http://www.stadtentwicklung.berlin. de/umwelt/luftqualitaet/de/luftreinhalteplan/ download/paper_lez_berlin_en.pdf

10

Madrid City Council, 2020. Portal
de datos abiertos del Ayuntamiento de Madrid: https://datos.madrid.es/%20Accessed%20 02/12/2020

11

Monzón, A., Cascajo, R., Romero,
C., Calzado, R., & López, C. (2019). Informe OMM-2017. 107. https://doi.org/638-19-072-5

12

ONU. (2019). World population prospects 2019. In Department of Economic and Social Affairs. World Population Prospects 2019. (Issue 141). http://www.ncbi.nlm.nih.gov/ pubmed/12283219

13

Tertoolen, G., Van Kreveld, D.,
& Verstraten, B. (1998). Psychological resistance against attempts to reduce private car use. Transportation Research Part A: Policy and Practice, 32(3), 171–181. https://doi. org/10.1016/S0965-8564(97)00006-2

14

Tögel, M., & Špicka, L. (2014). Low-Emission Zones in European Countries. Transactions on Transport Sciences, 7(3), 97– 108. https://doi.org/10.2478/trans-2014-0007

15

Train, K.E., 2009. Discrete choice methods with simulation. Cambridge university press.