La Clave

La hoja de ruta para orientar el futuro de la rehabilitación en España

La Estrategia a largo plazo para la Rehabilitación Energética en el Sector de la Edificación (ERESEE 2020)

La Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España (ERESEE 2020) es un documento que pretende impulsar la transformación profunda del sector de la edificación en España tomando como horizonte final el año 2050, en el que se plantea la práctica descarbonización total del parque edificado. Este artículo resume los principales objetivos de la ERESEE 2020, así como las medidas y los escenarios propuestos, incidiendo en las actuaciones de rehabilitación energética previstas sobre la envolvente y también sobre las instalaciones de climatización y ACS de los edificios. 

Palabras clave: Rehabilitación energética, estrategia, eficiencia energética, edificación, vivienda.

The Long-term Strategy for Energy Renovation in the Building Sector in Spain (known as ERESEE 2020 in Spanish) is a document aiming to promote a profound transformation of the building sector in Spain, taking 2050 as the final horizon, in which the total decarbonization of the building stock is proposed. This article summarizes the main objectives of the ERESEE 2020, as well as the proposed measures and scenarios, with an emphasis on the energy rehabilitation actions planned for the building envelope as well as for the air-conditioning and DHW installations in buildings.

Keywords: Energy renovation, strategy, energy performance, building, housing.

Eduardo de Santiago Rodríguez

Doctor arquitecto.

Consejero técnico. Subdirección General de Políticas Urbanas. Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

©Santi Burgos

En la Unión Europea los edificios suponen el 40 % de la energía consumida y producen el 36 % de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Es por ello que la apuesta por la rehabilitación energética del parque edificado es cada vez más fuerte y decidida por parte de la Comisión Europea, lo que se ha traducido en la exigencia (establecida en el artículo 4 de la Directiva 2012/27/UE) de que todos los Estados miembros dispongan de una estrategia a largo plazo para la renovación energética de sus edificios, cuya primera versión (en el caso español, la ERESEE 2014) se presentó en el año 2014, existiendo la obligación de actualizarla cada tres años (ERESEE 2017 y ERESEE 2020). 

En estos últimos años, la Comisión ha ido reforzando —mediante la publicación de la Directiva 2018/844/UE— las exigencias de estas estrategias, actualmente integradas en el artículo 2 bis de la Directiva 2010/31/UE. Entre otras novedades, se ha fijado el objetivo concreto de lograr la descarbonización del parque edificado europeo en el año 2050, exigiendo a los Estados miembros marcar hitos intermedios a 2030 y 2040, mediante una hoja de ruta con medidas e indicadores de progreso mesurables establecidos nacionalmente, abordar el problema de la pobreza energética, etc. Por su parte, la Comisión también ha reforzado en paralelo su compromiso con la eficiencia energética mediante la publicación del “Green Deal” de 2019, de la “Renovation Wave” en 2020, así como de las propuestas sobre los instrumentos para la recuperación post COVID-19 “Next Generation EU” y “Recovery and Resilience Facility”. 

Objetivos y escenarios

La Estrategia a largo plazo para la Rehabilitación Energética en el Sector de la Edificación en España (ERESEE) 2020 es un documento que pretende impulsar una transformación profunda del sector de la edificación tomando como horizonte final el año 2050 (con hitos intermedios en 2030 y 2040) para alinearlo con los objetivos generales establecidos por el Gobierno en materia de energía y clima a través de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la Estrategia de Transición Justa y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC 2030).

Además, la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo (ELP 2050) es la hoja de ruta estratégica para la descarbonización en nuestro país, planteando como objetivo que España reduzca sus emisiones de GEI antes de 2050 en un 90 % respecto a los niveles de 1990. Esto implica alcanzar la neutralidad climática en ese horizonte temporal, mediante la reducción de las emisiones de CO2 desde 334 millones de toneladas equivalentes (MtCO2eq) emitidas en 2018, a un máximo de 29 MtCO2eq en 2050, siendo el 10 % restante de las emisiones absorbido por los sumideros de carbono, que serán capaces de captar unas 37 MtCO2eq a mediados de siglo.

Para conseguir estos ambiciosos objetivos será necesario combinar el ahorro y la eficiencia energética primero, con el impulso de las energías renovables. La ELP 2050 propone que, mediante la mejora de la eficiencia energética y el ahorro, el consumo de energía primaria se reduzca en torno a un 50 % desde el año 2020 hasta el año 2050. En el sector residencial, este objetivo general se traduce en la reducción del consumo de energía en 2050 en más del 30 % sobre el actual, lo que significa reducirlo unos 64.000 GWh.

En cuanto a las energías renovables, la propuesta es tender hacia una electrificación del sistema, fundamentalmente basada además en energías renovables, que representarán el 97 % del consumo final. En el sector de la edificación, el objetivo básico en 2050 es avanzar hacia la electrificación en paralelo a la eliminación de los combustibles fósiles, en particular del gas natural, que en la actualidad es uno de los vectores más importantes. 

En las figuras adjuntas se resumen los objetivos de consumo de energía final en el sector residencial —para todos los usos: calefacción, ACS, iluminación, cocinas, etc.—, de acuerdo con la ELP 2050. 

En cuanto a los objetivos intermedios a 2030, estos vienen fijados en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC 2030), que plantea una reducción de un 23 % de emisiones de GEI respecto a 1990, en coherencia con el incremento de la ambición a nivel europeo para 2030 y el Acuerdo de París. 

En el sector de la edificación residencial, estos objetivos para el periodo 2020-2030 se traducen en: a) la rehabilitación de la envolvente de 1,2 millones de viviendas, con un ahorro acumulado de energía final durante el periodo de casi 800 ktep; y, b) la mejora de la eficiencia de más de 3,5 millones de instalaciones de climatización y ACS (1 millón de instalaciones centralizadas y 2,65 millones de instalaciones individuales), con un ahorro acumulado de energía final de casi 4.000 ktep.

La rehabilitación energética del parque residencial: actuaciones sobre la envolvente

La ERESEE 2020 comienza realizando un diagnóstico y análisis detallado de los 18,7 millones de hogares o viviendas principales existentes en España, en el que lo primero que destaca son las importantes diferencias existentes en el consumo por vivienda según zonas climáticas, que —como se aprecia en el mapa y en la tabla de distribución de viviendas en las zonas climáticas— llega a ser del orden de cinco veces superior en unas zonas y otras. 

Teniendo en cuenta esta diversidad, y de acuerdo con la Directiva, las estrategias nacionales deben determinar “enfoques económicamente rentables de las reformas apropiadas para el tipo de edificio y la zona climática”. Para ello, la ERESEE 2020 ha dividido el conjunto de los 18,7 millones de viviendas principales españolas en una serie de clústeres tipológicos y casos homogéneos (1) con los que puede modelizarse el parque residencial de manera muy precisa. 

Teniendo en cuenta la ubicación y zona climática de cada vivienda, la definición constructiva del estado inicial y rehabilitado de la envolvente de cada caso y una serie de asunciones y datos de entrada (temperaturas de consigna, cargas internas por ocupación, iluminación y electrodomésticos, flujo de aire por ventilación, radiación solar), se realiza una modelización y doble simulación energética para todo el parque edificado, en los escenarios actual y futuro postintervención. Se calculan también los costes económicos de los menús de rehabilitación de la envolvente y los ahorros en energía y emisiones obtenidos, a partir de los cuales (mediante una serie de hipótesis sobre financiación, en las que se combinan subvenciones, préstamos, la capitalización de los ahorros energéticos, etc.) se puede determinar el momento en que estas propuestas de rehabilitación de la envolvente serían viables para los propietarios. En la tabla adjunta se presenta el resumen de resultados por clústeres.

Pueden constatarse las enormes diferencias existentes entre los costes de intervención y los ahorros obtenidos en cada clúster, cuyo cociente ilustra aún más gráficamente las diferentes rentabilidades que pueden obtenerse. Como se ha mencionado antes, estas diferencias se agudizan mucho más si además se tienen en cuenta las distintas zonas climáticas españolas. Es por ello que la ERESEE 2020 realiza una optimización de las intervenciones sobre las envolventes de las viviendas teniendo en cuenta este factor de rentabilidad económica. Para esta tarea, se comienza determinando el paquete de viviendas principales cuya envolvente se considera susceptible de ser rehabilitada, que resulta estar formado por 10,4 millones de unidades (2).

En la siguiente figura se representa en el eje de abscisas el número acumulado de viviendas a rehabilitar y en el eje de coordenadas, con dos escalas, el coste total acumulado de su rehabilitación (en GWh) y los ahorros que podrían obtenerse (en millones de €). Antes de su representación, se han ordenado todas las viviendas por eficacia, de manera que hacia la izquierda se representan las más rentables (viviendas unifamiliares, más grandes, y en zonas más frías) y hacia la derecha las menos (viviendas colectivas, más pequeñas, en zonas más cálidas). Como se observa, dada la muy diferente rentabilidad de las intervenciones (expresada como cociente entre la inversión necesaria para costear las obras según los menús correspondientes y los ahorros energéticos que se obtendrían), a partir de un determinado momento no resultaría rentable rehabilitar más viviendas, pues seguirían subiendo los costes totales (cuya función es más o menos una recta, es decir: son proporcionales al número de viviendas rehabilitadas), mientras que los ahorros acumulados ya no crecerían de forma significativa (al tener su función la forma de una curva que tiende a ser horizontal hacia la derecha). 

A la vista de los gráficos, se selecciona como “paquete de rehabilitación de envolvente prioritaria” el conjunto de los 7,1 millones de viviendas cuya rentabilidad está comprendida por encima del umbral de eficacia de 6 €/kWh, siendo el grupo de viviendas que presenta mayor eficacia energética y, por lo tanto, mayor potencial de mejora por cada € invertido a partir de la rehabilitación de la envolvente.

Además de los menús de intervención completa sobre la envolvente, se plantean otras actuaciones pasivas y bioclimáticas para las condiciones de verano, como medidas de mejora del aislamiento, en especial en cubiertas, y de sombreamiento de fachadas y protección de huecos (toldos, parasoles, voladizos, etc.). 

También se analizan distintas posibilidades de actuaciones parciales (cambio de carpinterías, vidrios, cubiertas, etc.), siempre con la precaución de que no entren en competencia o en contradicción con las medidas de rehabilitación profunda de la envolvente propuestas, retrasándolas o incluso desincentivándolas. Se destacan muy especialmente las sinergias que se pueden dar entre obras de conservación en fachadas y cubiertas y la mejora de la eficiencia energética. En este sentido, la inspección técnica de edificios (ITE), el informe de evaluación de edificios (IEE) o el pasaporte del edificio son herramientas que pueden ser muy importantes en la creación de estas sinergias.

La rehabilitación energética del parque residencial: actuaciones sobre las instalaciones

En cuanto a las instalaciones -tanto de climatización, como de ACS-, la ERESEE 2020 ha realizado una modelización de los cambios de instalaciones a través de una tabla matriz que permite calcular los equipos, consumos e inversiones necesarias a 2030, introduciendo los datos de partida de 2020 de las viviendas segmentadas por paquetes y en coherencia con los modelos de TIMES-SINERGIA empleados para la ELP 2050.

En términos de vectores energéticos, los principales cambios que se plantean a 2030 son los siguientes: 

  • La eliminación del carbón como fuente de energía en el sector residencial y la reducción al máximo posible de los GLP (Gases Licuados del Petróleo) y del Gasóleo.
  • La mejora de la eficiencia en los sistemas de calefacción que utilizan biomasa, reduciendo especialmente el consumo de leña, que es muy ineficiente en la actualidad.
  • Incremento moderado de la electricidad, iniciando la progresiva introducción de la Bomba de Calor de forma selectiva. 
  • Incremento significativo en términos porcentuales de la energía Solar Térmica, con especial atención al autoconsumo.

En los gráficos contiguos se representan estos cambios.

Diseño y selección de escenarios

Teniendo en cuenta las hipótesis y escenarios parciales sobre la envolvente y las instalaciones de calefacción y ACS descritos anteriormente, en la ERESEE 2020 se han calculado y analizado los siguientes 6 escenarios combinados para la década 2020-2030:

Escenario A: “Escenario Tendencial”, considerando que no hay inversiones en rehabilitación de la envolvente y que las instalaciones solamente se renuevan cuando concluye su vida útil. 

Escenario B: “Escenario Sólo Instalaciones”, considerando que no hay inversiones en rehabilitación de la envolvente y pero que, en las instalaciones, además de la simple renovación por agotamiento de su vida útil, se producen los cambios de equipos necesarios para tratar de conseguir los objetivos del PNIEC. 

Escenario C: “Envolvente+Instalaciones (Base)”. En este escenario se combina la intervención en las instalaciones de ACS y calefacción con la rehabilitación de la envolvente de 1,2 millones de viviendas, siguiendo el objetivo numérico ya adelantado en su momento por el PNIEC.

Escenario D: “Envolvente+Instalaciones con optimización de la senda de la envolvente”. En este escenario, con el mismo número de viviendas totales rehabilitadas, se adelanta el ritmo de intervenciones en la envolvente marcado por el PNIEC, acelerando especialmente el despegue de la rehabilitación en la primera parte de la década 2020-2030. Este escenario puede resultar especialmente adecuado para impulsar el sector de la edificación como medida de reactivación económica tras la pandemia. 

Escenario E: “Envolvente+Instalaciones con optimización de las viviendas a rehabilitar”. En este escenario, con el mismo número de viviendas totales rehabilitadas, se propone centrar las actuaciones sobre el paquete de 1,2 millones más rentables del total de 7,1 millones a rehabilitar hasta 2050. 

Escenario F: “Envolvente+Instalaciones con las optimizaciones D+E”. Se combinan las optimizaciones de los escenarios D y E.

Como puede verse en la figura contigua, los Escenarios A (Tendencial) y B (Sólo Instalaciones) no consiguen alcanzar los objetivos energéticos planteados por el PNIEC, de manera que -en todo caso- es necesario añadir las intervenciones sobre la envolvente.  Con el Escenario C (Base) ya se pueden conseguir estos objetivos, siendo posible optimizar los resultados–manteniendo el volumen de viviendas a rehabilitar y la inversión total- mediante la aceleración del ritmo inicial y la concentración de las actuaciones sobre el parque más ineficiente. La combinación de ambas optimizaciones (Escenario F) podría llegar a mejorar los resultados acumulados en un 20% extra.

En el documento de la ERESEE 2020 se detallan las inversiones necesarias en el período 2020-2030, totales y anuales, para poner en marcha estos escenarios.

Implementación de la estrategia

Para su implementación, la ERESEE 2020 propone una completa batería de medidas organizadas en torno a 11 ejes temáticos, que son los siguientes: 

  1. Eje estructurante: impulso de la coordinación sectorial, vertical y horizontal; 
  2. Desarrollo normativo y medidas administrativas a favor de la rehabilitación energética; 
  3. Rehabilitación de los edificios de las Administraciones públicas y otras medidas ejemplarizantes; 
  4. Medidas de financiación pública; 
  5. Medidas para el fomento y movilización de la financiación privada; 
  6. Lucha contra la pobreza energética; 
  7. Medidas para el despliegue de un nuevo modelo energético en el sector de la rehabilitación; 
  8. Medidas para la activación y agregación de la demanda; 
  9. Medidas desde el lado de la oferta: profesionalización, modernización del sector de la rehabilitación, formación y capacitación; 
  10. Información y sociedad: el ciudadano en el centro; 
  11. Eje transversal: Desarrollo de estadísticas, indicadores y seguimiento. 

En cuanto a la financiación —que, en el pasado, ha sido uno de los cuellos de botella más importantes— hay que resaltar como novedad la llegada de una partida muy relevante de fondos europeos (72.000 millones de € hasta 2023) para ayudar a reparar los daños económicos y sociales causados por la pandemia de coronavirus, sentando al mismo tiempo las bases para una Europa más moderna y sostenible. Estas inversiones se canalizarán a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (3), cuyo borrador ya es público y ha sido enviado a Bruselas el 30 de abril de 2021. En concreto, el componente del Plan 2 está dotado con 6.820 millones para la implementación de la Agenda Urbana española y el desarrollo de un Plan de Rehabilitación y Regeneración Urbana, con la siguiente distribución: 3.420 millones de € para el “Programa de rehabilitación para la recuperación económica y social en entornos residenciales, 1.080 millones para el “Programa de impulso a la rehabilitación de edificios públicos (PIREP)”, 1.000 millones para el “Programa de construcción de viviendas en alquiler social en edificios energéticamente eficientes”, otros 1.000 para el “Programa de regeneración y reto demográfico”, 300 millones para el “Programa de rehabilitación energética de edificios”, y 20 millones para el “Programa de ayudas para la elaboración de proyectos piloto de Planes de Acción Local de la Agenda Urbana Española”

Además de la financiación, la ERESEE 2020 ha destacado cómo es necesario abordar todas las medidas planteadas desde una perspectiva integrada, en particular de los tres elementos clave que configuran el “triángulo” de la rehabilitación: la planificación, la gestión, y la financiación. Es necesaria la correcta articulación entre estos tres elementos clave, así como entre todas las escalas (edificio, municipio, Comunidad Autónoma, Estado) para que la rehabilitación pueda desplegar efectivamente todo su potencial y contribuir así a la transformación del sector de la edificación en España durante los próximos años.

Notas

1

Para la definición de los clústeres se cruzan las siguientes variables:

  • Tipología de vivienda (3 tipos): unifamiliar (U); colectiva hasta 3 plantas (C); colectiva en bloques de más de 3 plantas (B).
  • Periodo de construcción (7 periodos, justificados en base a los cambios técnicos o normativos que determinan los sistemas constructivos característicos de cada uno): hasta 1900; 1901 a 1940; 1941 a 1960; 1961 a 1980; 1981 a 2007; 2008 a 2020; desde 2021.
  • Tamaño del municipio (2 grupos): rural (<20.000), urbano (>20.000).

Definidos los clústeres a partir de este cruce de 3 × 7 × 2 variables, se definen además 37.800 casos, combinando: 

  • Provincia (50 provincias): P01 a P50. La desagregación a nivel provincial es la que permite posteriormente la agrupación por CC. AA. o por zonas climáticas del Código Técnico de la Edificación, asignando a toda la provincia la zona de la capital. 
  • Tecnología de calefacción (9 tecnologías): caldera o calentador de GLP; estufas, braseros, chimeneas de GLP; caldera o calentador de gasoil; caldera o calentador de gas natural; convector de gas natural; caldera o calentador de biomasa; estufas, braseros, chimeneas de biomasa; bomba de calor aerotérmica de electricidad; caldera o calentador de electricidad.
  • Situación de pobreza energética (2 casos): sí; no. 

2

La nomenclatura que se utiliza en el documento para nombrar los grupos de casos —o clústeres— hace referencia a lo siguiente: 

  • Letra (U, C, B): U=Viviendas unifamiliares; C=Viviendas en edificios plurifamiliares (con 2 o más viviendas) y 3 o menos plantas; B= Viviendas en edificios plurifamiliares (con 2 o más viviendas) y más de 3 plantas. 
  • Letra mayúscula o minúscula: Mayúscula indica situación urbana (ciudades mayores de 20.000 habitantes) y minúscula, rural (ciudades menores de 20.000 habitantes). Cuando se usan las 2 letras, se refiere al clúster completo, es decir a las situaciones urbana y rural. 
  • < 40, 41-60, 61-80, 81-07, 08-11: Hace referencia a la edad de construcción del edificio.



3

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia es un proyecto de país que traza la hoja de ruta para la modernización de la economía española, la recuperación del crecimiento económico y la creación de empleo, para la reconstrucción económica sólida, inclusiva y resiliente tras la crisis de la COVID, y para responder a los retos de la próxima década.

Referencias

1

European Commission (2019): Communication from the Commission to the European Parliament, the Council, the European Economic and Social Committee and the Committee of the Regions: “The European Green Deal”. COM/2019/640 final.

2

European Commission (2020): Communication from the Commission to the European Parliament, the Council, the European Economic and Social Committee and the Committee of the Regions: “A Renovation Wave for Europe – greening our buildings, creating jobs, improving lives”. COM/2020/662 final.



3

Gobierno de España (2020): “ERESEE 2020. Actualización 2020 de la Estrategia a largo plazo para la Rehabilitación Energética en el Sector de la Edificación en España”.

https://www.mitma.gob.es/el-ministerio/planes-estrategicos/estrategia-a-largo-plazo-para-la-rehabilitacion-energetica-en-el-sector-de-la-edificacion-en-espana



4

Gobierno de España (2021): Borrador del “Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía.  España Puede”.

https://www.lamoncloa.gob.es/presidente/actividades/Paginas/2020/espana-puede.aspx