La Clave | Experiencias

A Coruña Camina

Movilidad sostenible y experiencia urbana

Buscamos un reparto equilibrado de nuestro espacio urbano. La acción del Gobierno Local en este ámbito se dirige a la progresiva migración hacia un modelo basado en el fomento de la movilidad blanda. Un nuevo modelo de movilidad que funcione como elemento de cohesión social y urbana.

Juan María Díaz Villoslada

 Concejal delegado de Urbanismo, Vivienda, Infraestructuras y Movilidad.

Francisco Dinis Díaz Gallego

Arquitecto. Consejero Técnico de la Concejalía

Antonio Fco. Alfeirán Rodríguez

Comisionado de Movilidad.

a coruña camina
© Fringer Cat

A Coruña inició en octubre de 2019 un camino de no retorno hacia una nueva movilidad urbana, una movilidad en la que el protagonista es el peatón, en la que se apuesta por modos de movilidad blandos y el transporte público, y en la que las decisiones en materia de movilidad se toman de forma coordinada entre todos los agentes urbanos implicados. Para ello el gobierno local impulsó la Declaración de Coruña por una Movilidad Urbana Sostenible, suscrita unánimemente en Pleno por todos los grupos políticos municipales, en la que se asume el compromiso de realizar un reparto equilibrado de nuestro espacio urbano destinado a la movilidad motorizada y no motorizada, acorde con las políticas de desarrollo urbano sostenible de las ciudades, priorizando, en la medida de lo posible, la ciudad para el peatón, y favoreciendo los itinerarios continuos, seguros y responsables.

En nuestra ciudad y área metropolitana predominan los modos de movilidad dura, basada en el uso del vehículo particular a motor como medio hegemónico de transporte. Esta situación resulta insostenible desde múltiples puntos de vista: ecológico (emisión de gases tóxicos, uso de combustibles fósiles no renovables), económico (mantenimiento de infraestructuras viarias, coste de los combustibles), sanitario (contaminación, falta de ejercicio físico), etc. Por ello, la acción de gobierno en este ámbito va dirigida a la progresiva migración desde la situación actual hacia un modelo basado en el fomento de la movilidad blanda (en transporte público, peatonal y en bicicleta), aun siendo conscientes de las dificultades que la especial configuración, tanto geográfica como topográfica, del área coruñesa introduce en la consecución de este objetivo.

Con la finalidad de dar impulso práctico a la declaración, el 29 de enero de 2020 se constituye la Mesa por la Movilidad Sostenible, un punto de encuentro y trabajo presidido por la Concejalía de Movilidad y en el que están representadas 28 entidades públicas y privadas incluidas varias administraciones, además de los representantes de los Grupos Políticos de la Corporación. La mesa se organiza en las distintas áreas que integran la Movilidad Sostenible Segura y Saludable, estudiando y debatiendo en cinco grupos técnicos: Seguridad Vial, Transportes, Gestión de la Circulación y el Estacionamiento, Salud y Medioambiente, Formación para la movilidad, Regulación normativa, Accesibilidad Universal y Humanización. Asimismo, se crearon Comisiones Técnicas que tendrán como objeto de estudio temas concretos como puede ser: Vías ciclables y VMP, Polígonos Industriales, Distribución Urbana de Mercancías.

Como primeras decisiones fruto del impulso de las políticas en favor de una movilidad urbana sostenible, la ciudad impulsó tres iniciativas clave: la incorporación de Coruña a la Red de Ciudades que Caminan, la creación del programa Coruña Camiña y la implantación de Coruña Ciudad 30, convirtiéndose A Coruña en una de las primeras ciudades que muestra su interés para pacificar de forma integral el tráfico y sosegar la conducción con el fin de conseguir una movilidad más segura para todos.

La incorporación a la Red de Ciudades que Caminan, asociación sin ánimo de lucro, abierta a ayuntamientos y otras administraciones públicas comprometidas con la movilidad peatonal, cuyo objetivo principal es que las y los viandantes sean los máximos protagonistas de la movilidad urbana; junto con el programa Coruña Camiña, buscan dar a la movilidad a pie el espacio público que le corresponde en base a su porcentaje sobre la movilidad global de la ciudad. En A Coruña la mitad de los movimientos dentro de la ciudad se realizan a pie mientras que la proporción reservada para el peatón en las calles se reduce en muchos casos a menos del 30%. Coruña Camiña no se limita a actuaciones en zonas puntuales de la ciudad si no que interviene en todos los barrios de la ciudad con propuestas que ayudan a cohesionarlos, a cohesionar la ciudad.

La llegada de la pandemia sirvió como acelerador de las políticas en marcha. Se ganaron más de 50.000 metros cuadrados de espacios peatonales al vehículo privado bajo la filosofía “un carril menos-una acera más”, se peatonalizó los sábados uno de los principales ejes del centro, la calle San Andrés; y se han impulsado en toda la ciudad proyectos de peatonalización, semipeatonalización o mejora de la accesibilidad siendo paradigmáticos el proyecto de la Ronda Peatonal (3,5 kilómetros de recorrido peatonal continuo a lo largo de varios barrios de la ciudad); la reforma de los Cantones, principal sala de estar de los coruñeses; o las peatonalizaciones de pequeños ejes comerciales en los barrios.

En septiembre de 2020 se aprueba la declaración de la ciudad como Coruña 30, una medida que redujo la velocidad en el 90% de las calles del casco urbano y que venía antecedida por una medida provisional y ambiciosa realizada durante la desescalada por la cual se convirtieron en calles 10, de prioridad peatonal, todas las calles de un único carril y sentido de A Coruña con el fin de facilitar los paseos y las salidas del confinamiento.

Transformación futura del Paseo de los Cantones. Fuente: Ayuntamiento de A Coruña.
Transformación futura de la calle Alcalde Marchesi. Fuente: Ayuntamiento de A Coruña.

En el ámbito de la práctica deportiva las políticas de mejora del espacio urbano también tuvieron repercusión en la ciudad, así, el pasado mes de junio, se implantó el carril de corredores de las playas de Riazor y Orzán. En total se ganaron 1,5 kilómetros para la práctica deportiva con un pavimento especial y segregados del resto de la movilidad del paseo marítimo, recorrido que se vio ampliado en noviembre con un kilómetro adicional hasta la Torre de Hércules. La reducción de carriles para el vehículo a motor propició también la consecución de carriles bici segregados que hasta el momento no existían como el ejecutado entre la Playa de Riazor y el Monte de San Pedro, con más de un kilómetro de longitud.

Fruto del trabajo de la Mesa por la Movilidad Sostenible sería también la elaboración y aprobación de la instrucción de los VMP aprobada en junio de 2020, la cual tiene como finalidad regular las condiciones de utilización y circulación de un modo de transporte cada vez más presente en la ciudad.

La medida Coruña 30 redujo la velocidad en el 90% del casco urbano

Si el trabajo realizado desde octubre de 2019 fue intenso en cuanto a la cantidad de medidas adoptadas y extenso en cuanto al ámbito de la ciudad abarcado, no es menos el trabajo que se está desarrollando y que tendrá continuidad en los próximos meses y años. La nueva ordenanza de movilidad, la mejora del reparto de mercancías en la ciudad apostando por el transporte de la última milla, la delimitación de una zona de bajas emisiones o el impulso de las nuevas tecnologías en la movilidad urbana concurriendo a los nuevos fondos europeos Next Generation son retos a los que se enfrenta A Coruña en el futuro más inmediato.

Todo ello con una única finalidad, crear espacios urbanos integradores donde los ciudadanos puedan desarrollar sus trayectorias vitales con un grado óptimo de seguridad, salud e igualdad de oportunidades, por tanto y de mejor calidad de vida. Un nuevo modelo de movilidad que funcione como elemento de cohesión social y urbana, aumentando la eficacia y ampliando la oferta del transporte público, haciendo posible una mayor conectividad entre los diferentes barrios, generalizando así un conjunto de garantías de calidad de vida para la ciudadanía, en un marco de sostenibilidad con aptitud para mantenerlas y legarlas a las generaciones futuras.

Finalmente, los trabajos en marcha para la reordenación urbanística de todo nuestro frente portuario presentan nuevos retos urbanos, siendo la movilidad urbana y metropolitana también uno de sus ejes estratégicos.

Experiencias

PRÓXIMOS RETOS

La nueva ordenanza de movilidad, la mejora del reparto de mercancías en la ciudad apostando por el transporte de la última milla, la delimitación de una zona de bajas emisiones o el impulso de las nuevas tecnologías en la movilidad urbana concurriendo a los nuevos fondos europeos Next Generation son retos a los que se enfrenta A Coruña en el futuro más inmediato.